El mandatario estatal, Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que la Auditoria Superior del Estado no será nunca más utilizada como garrote político o instrumento de extorsión, ni tendrá alcahuetes y se deberá cumplir una labor absoluta y estricta de la aplicación de la ley.

Comentó que la ASE se convirtió en una gavilla de delincuentes y por ello, se debe corregir, por lo que el titular debe ser absolutamente independiente, que no utilice este organismo para extorsionar y mucho menos tener familiares o parejas sentimentales o alcahuetes, tal y como se convirtió el equipo del anterior auditor, llamándolos corruptos.

Sostuvo que el poder debe cuidarse ya que el estado funcionará y el pueblo estará mejor, sin embargo, si esto no sucede es porque se ha descuidado ya que el poder se ejerce desde las atribuciones de los órganos de gobierno desempeñan en cumplimiento de la ley.

Cabe destacar que son ocho los aspirantes al cargo de auditor y el Congreso del Estado ha comenzado a realizar las entrevistas,  y se prevé que en las primeras sesiones del tercer período ordinario que inicia el fin de semana se realice la votación para determinar al titular del organismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here