Hernán Cortes, no alcanzó a llevarse un lingote-tejo de oro

en su huida de Tenochtitlan-México, cayó al lago;

durante la servilmente llamada “noche triste”

de la sumisa-mentida construida historia cristiana del holocausto indígena.

Pero Santander y Bancomer BBVA están cobrando

a América Latina la indemnización e intereses

de los extraviados 2 kilos -entre las toneladas de oro,

que saquearon a México y al sur del continente

durante 300 años para financiar el Renacimiento europeo

con la pobreza y el subdesarrollo medieval impuesto

a los nacientes mestizos-indígenas de América Latina

en complicidad con las surgidas elites criollas-locales

en devota traición a las iniciadas naciones

que después de 5 siglos siguen sumidas en las impuestas

corrupción del modelo hispano, pobreza y la falta de escolaridad-ciencia…

Pablo Hughes Reyes (Uruguay 1946).

 

En memoria de Sebastiá Sardiné (Oliana, Lérida 1948; abogado, escritor, novelista); de Carmé Forcadell (expresidenta del Parlamento catalán) y demás funcionarios gubernamentales en prisión por la independencia de Cataluña; víctimas de la Guardia civil española, del rey Felipe VI y otros franquistas de las elites españolas……

EL LINGOTE DE ORO EXTRAVIADO Y ENCONTRADO. Final del formulario

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (Inah-Mx.) confirmó encontrar un lingote de oro indígena, que data de 500 años durante la huida de Hernán Cortés de Tenochtitlan, (cargando lo que pudieron robar; Hughes) y que debió de haberse extraviado en uno de los canales de Tenochtitlán-México el 30 de junio de 1520.

El lingote-tejo, de 1.930 kilogramos, fue descubierto en 1981, durante la construcción de Banca Central (Bancen), en Avenida Hidalgo de la Ciudad de México a 5 metros de profundidad (hoy terrenos del Sistema de Administración Tributaria del gobierno de México). La composición de esta pieza es oro (76.22%), plata (20.75%), cobre (0.53%) y otros metales (Instituto de Física de la UNAM).

“El ‘tejo de oro’ se exhibe en el Museo Nacional de Antropología como acusador testigo de la “Invasión” posterior a los reyes católicos de España.

Los reyes católicos protagonistas del “descubrimiento” de América suponían encontrar nuevas rutas comerciales con las Indias orientales, lo cual inició la invasión al continente americano ante la frágil y débil tecnología de defensa indígena, brindando al reino de Castilla gran poder económico (etapa del Mercantilismo sXVI al XVIII, donde poseer metales preciosos representaba el éxito y felicidad eternas…)

“Reyes Católicos” fue la denominación de los esposos Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, de las Corona de Castilla (1479-1504) y la Corona de Aragón (1479-1516) otorgada por el Papa Alejandro VI (Valencia, España 1431-1503) en la bula “Si convenit” expedida en diciembre de 1496 (Wikipedia).

“Alejandro VI” fue el devoto inmoral Anti: apóstol Pedro; papa número 214 de la Iglesia católica entre 1492 y 1503; padre dela iglesia católica y de 10 Hijos: César Borgia, Lucrecia Borgia, Juan de Borja y 7 más. Sobrino del papa 209 Calixto III (1455-1458). Predecesor: Inocencio VIII y sucesor: Pio III (8 oct a 18 oct 1503).

La descripción del lingote-tejo coincide con la que Bernal Díaz del Castillo hizo de los “tejos de oro” que se obtuvieron durante la fundición del “Tesoro de los antepasados de Moctezuma”.

“Bernal refiere que los “tejos” medían tres dedos de ancho” (5.4 cm) igual al hallazgo de 1981. Asimismo, en el Códice Florentino se ilustra que los invasores regresaron a los canales a buscar los objetos robados

donde uno de ellos aparece portando una espada en la mano derecha y un “barrete de oro” en la izquierda”.

Otras de las conclusiones en torno al “tejo de oro”, es que fue elaborado entre noviembre de 1519 y junio de 1520, por los “plateros” de Moctezuma que residían en Azcapotzalco, bajo la vigilancia y ordenamientos  de los invasores de Castilla. El “tejo” se elaboró en las Casas Viejas de Axayácatl, fundiendo “un conjunto de joyas e insignias de orfebrería mexica”, a una temperatura de 950° C.

Las piezas mexicas fundidas procedían de los antepasados de Moctezuma, apropiadas por los castellano/españoles en el Teucalco (Casas Viejas de Axayácatl) o, del oro obtenido como botín de guerra en los almacenes reales de Petlacalco, las armerías del Tlacochcalco y los talleres artesanales del Totocalli.

El “tejo de oro” extraviado en los canales de Tenochtitlán durante la “Noche triste” ¿triste, para quien… para los invasores o los indígenas sometidos al genocidio castellano-católico-militar…? al devoto estilo del esclavista del Imperio romano al inicio del cristianismo o “Triste…” porque no alcanzaron a robar más ese día…?!

Aquella noche, Hernán Cortés ordeno a sus hombres amontonar el oro en una sala del Palacio de Axayácatl, mismo que habían ido reuniendo desde el mismo día de su entrada a México-Tenochtitlan (Héctor De Mauleón. Mx 1963).

Oro que habían arrancado “de los plumajes, rodelas, y de los otros atavíos” hallados dentro de una cámara del palacio donde por “quitar el oro destruyeron todos los plumajes y  joyas ricas” (libro XX del Códice Florentino de Fray Bernardino de Sahagún). Según la crónica del conquistador Bernal Díaz del Castillo, orfebres llevados desde Azcapotzalco (“Ezcapuzalco”, escribe Bernal) fundieron todo aquello “é se hicieron unas barras muy anchas de ello”. Bernal calcula que en el aposento había “sobre 700 mil pesos en oro” donde pudo haberse sucedido el primer acto de robo y corrupción institucional al apropiarse Cortes, mas dinero del propio rey y sus acompañantes (según Bernal).

Cortés había cargado ya una mula con todo lo que pudo, habiendo “apartado el oro que le tocaba al Rey” y luego pidió a sus hombres que dieran testimonio de que no podía hacer nada más con lo que sobraba; y para evitar que aquella riqueza quedara perdida “entre estos perros” —mientras, el pueblo mexica que se aprestaba a tomar el palacio—, ordenó a los soldados que tomaran lo que quisieran: “que desde aquí se los doy” (y después de la victoria en 1521 militar; igual, se apropiaron tierras, mujeres, mano de obra, minería y, lo demás… (Hughes) .

Era el 30 de junio de 1520. Estaba por comenzar la “Noche Triste” para los invasores, ladrones, asesinos, corruptos corruptores durante la huida en la que los católicos-castellanos-españoles perdieron, en “los tristes puentes” de la calzada México-Tacuba, vidas, armas, aliados indígenas, monturas, y sobre todo el oro, las preciadas barras de oro. Esa noche el canal de Toltecaacaloco (hoy Avenida Hidalgo y Reforma) se convirtió en una difícil salida de la que solo una parte del ejército invasor salió con vida.

Otra ilustración del Códice Florentino dibuja a los mexicas hurgando en los canales, después de la batalla, en busca de los objetos que los españoles perdieron. Otra imagen reproduce el hallazgo, en uno de esos canales, de lanzas, espadas, fardos, cotas de malla y culebrinas. Una tercera representa a un hombre que acaba de hallar una larga espada y una barra de oro ligeramente curvada; esto, durante muchos siglos, la única comprobación de que las barras de Bernal existieron. Porque no se volvió a hablar del robo en 460 años.

Estudiosos críticos de la historia de México, afirman que la historia nacional es una larga construcción literaria de religiosos principalmente y algunos alquilados del México moderno que han torcido la historia y ademas a favor del vencedor que criminalizó la ciencia, la medicina, astronomía, las matemáticas y la dignidad de los indígenas durante el genocidio europeo de 3 siglos.

Finalmente, en el mundo contemporáneo del capitalismo-cristiano, usted cual consumidor es el “Rey del Mercado”; NO, actúe como súbdito con sus preferencias comprando a grandes empresas que sacan de México cada año utilidades por mas de $25,000 mdd que, los mexicanos en el exterior reponen con remesas por $35,000 mdd (2019) para que el dólar no suba a $40 Mx.

Reflexione. Cada decisión de usted es un acto político: para distribuir o concentrar la producción, el comercio y la riqueza; a favor de la corrupción, las elites y depredación o, a favor del bienestar familiar y la cooperación inter-barrios.

Por lo anterior lo invitamos a participar en la alianza de Consumidores/productores MMypes para distribuir la producción, el comercio y la riqueza para recuperar México con menos pereza y cobardía. Recuerde, somos lo que hacemos y decimos; dejamos de hacer y callamos… Usted que opina?

Centro de Estudios Eduardo Galeano.

“Ciencia es independencia para la democracia en la historia, la educación y la economía”.

Condado de Tlapancalco. Tlx. MX.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here