De acuerdo a nuestras costumbres y tradiciones de origen prehispánico, este miércoles 28 de octubre, se inician los ritos de recibir a nuestros seres queridos que se nos adelantaron a la vida eterna, cuentan que el día 28 se recuera a todos los que fallecieron en desgracia, en accidente, el día 29 a los del limbo, los que murieron sin ser bautizados, el día 30 a los niños, el día 31 a todos los grandes, el día primero de noviembre todos los santos y 2 de noviembre visita de panteones, que este año por primera vez en muchos, muchos años, no habrá visita de panteones, para cuidarnos todos los vivos de los contagios de la pandemia del Coronavirus, que  todo parece indicar, volverá a hacer estragos en la salud de muchas personas, principalmente en aquellas que no creen, no se cuidan y libremente ya dieron por terminada la pandemia la salir a la calle sin cubrebocas, sin las medidas sanitarias que evite más contagios.

Recordaremos a nuestros seres queridos, en lo personal recordaremos y elevaremos nuestras oraciones por el descanso eterno de mi mamá, la maestra  Lolita Hernández Gallardo, cuya presencia quedó en el recuerdo en las aulas de su escuela primaria “Gabriela Mistral” primero como alumna toda su niñez, hasta sus enseñanzas como maestra.

Elevemos nuestras oraciones por nuestros fieles difuntos, recibámoslos de acuerdo a nuestras costumbres y tradiciones, sin olvidarlos nunca.

El Día de Muertos es una celebración tradicional latinoamericana que honra a los muertos.12​Tiene lugar los días 1 y 2 de noviembre y está vinculada a las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.

Es una festividad que se celebra principalmente en México y en varios países latinoamericanos como BoliviaEcuadorGuatemala y en menor grado en países de América Central y en la región andina en América del Sur, desde el noreste de Argentina hasta los Estados Unidos, en zonas donde existe una gran población indígena.​ En el 2008 la Unesco declaró la festividad como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de México. ​ Actualmente también se festeja en zonas más al sur, como por ejemplo en Buenos Aires, por migrantes del área andina central, principalmente del occidente de Bolivia, del Noroeste Argentino (NOA) y el sureste de Perú.

No obstante, la recurrente referencia a los orígenes precolombinos del Día de muertos, la antropóloga Elsa Malvido ha cuestionado la explicación de ese origen prehispánico del Día de muertos, destacando la implantación de tradiciones surgidas en la Europa medieval, en el ámbito americano, tras la llegada de los españoles.

Pero vayamos a la creencias prehispánicas de acuerdo a los enterados y estudiosos en el tema.- Fiestas de los muertos en la cultura nahua; Un “Día de Muertos”, como tal, no existía en la cultura nahua del Anáhuac. En el calendario nahua, eran tres las fechas (tres veintenas) en las que se honraba a los muertos (a quienes habían “levantado su sombra”, según la traducción del náhuatl al español), es decir, tres veintenas estaban dedicadas a Mictlantecuhtli y a Mictlancíhuatl: primero, durante el mes llamado Tlaxochimaco (véase Xiuhpohualli), se llevaba a cabo la celebración denominada Miccailhuitontli, es decir, la “fiesta de los muertitos” o “fiesta de los muertos chiquitos”, alrededor del 16 de julio; en segundo lugar, el Miccailhuitl, en el mes de octubre; por último, en el mes de marzo.

Esta fiesta iniciaba cuando se cortaba en el bosque el árbol llamado xócotl, al cual le quitaban la corteza y le ponían flores para adornarlo. En la celebración participaban todos, y se hacían ofrendas al árbol durante veinte días.

La muerte entre los aztecas.- Los mexicas creían que la vida ultraterrena del difunto podía tener cuatro destinos:

Tlalocan o paraíso de Tláloc, dios de la lluvia. A este sitio se dirigían aquellos que morían en circunstancias relacionadas con el agua: los ahogados, los que morían por efecto de un rayo, los que morían por enfermedades como la gota o la hidropesía, la sarna o las bubas, así como también los niños sacrificados al dios. El Tlalocan era un lugar de reposo y de abundancia.

Omeyocán, paraíso del sol, presidido por Huitzilopochtli, el dios de la guerra. A este lugar llegaban sólo los muertos en combate, los cautivos que se sacrificaban y las mujeres que morían en el parto. El Omeyocan era un lugar de gozo permanente, en el que se festejaba al sol y se le acompañaba con música, cantos y bailes. Los muertos que iban al Omeyocan, después de cuatro años, volvían al mundo, convertidos en aves de hermosas plumas multicolores.

Mictlán, destinado a quienes morían de muerte natural. Este lugar era habitado por Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl, señor y señora de la muerte. Era un sitio muy oscuro, sin ventanas, del que ya no era posible salir.

Chichihuacuauhco, lugar a donde iban los niños muertos antes de su consagración al agua donde se encontraba un árbol de cuyas ramas goteaba leche, para que se alimentaran. Los niños que llegaban aquí volverían a la tierra cuando se destruyese la raza que la habitaba. De esta forma, de la muerte renacería la vida.

La celebración entre los mexicas.- Para los antiguos mesoamericanos, la muerte no tenía las connotaciones morales de la religión cristiana, en la que las ideas de infierno y paraíso sirven para castigar o premiar. Por el contrario, ellos creían que los rumbos destinados a las almas de los muertos estaban determinados por el tipo de muerte que habían tenido, y no por su comportamiento en la vida.

Teotihuacan, el pueblo teotihuacano acostumbraba a hacer ofrenda en honor a los fallecidos casi todo el tiempo, practicando cansados pero intensos rituales con el propósito de que el difunto llegase con bien a uno de los cuatro paraísos según su forma de muerte, conteniendo comida, copal, vasijas, cuchillos, piedras de jade y semillas; utilizaban a los perros xoloescuintles para que les ayudasen a ser la luz en el paso por el inframundo y no se perdieran sin antes llegar al paraíso, sacrificándolos y enterrándolos junto con la persona fallecida.

Los teotihuacanos consideraban subsectores a donde se dirigían sus difuntos según su edad:

Subsector I: En este recinto se encontraban los difuntos jóvenes y aquellos que no alcanzaron a nacer. Se les enterraba en posición fetal en la tierra.

Subsector II: A este sector se dirigían los adolescentes, encontrándose en sus ofrendas distintos vegetales y huesos pertenecientes a animales.

Subsector III: En este lugar pertenecían los adultos, tantos varones y mujeres. A estos difuntos se les colocaba en vasijas grandes de barro prosiguiendo con el crematorio. Se creía que en este lugar prevalecía la abundancia y la paz eterna. En su ofrenda se encontraban cañas de azúcar y comidas típicas.

Subsector IV: A este lugar se dirigían los adultos mayores (ancianos), colocándose hogueras de madera para la cremación de los cuerpos. Se creía que los ancianos regresaban a la Tierra después de la muerte en forma de animales.

Vaya cambios, los que provoca retornar a nuestro horario normal, o de cambio como muchos lo dicen, el horario de verano, que estamos viviendo desde el pasado domingo 25 de octubre, y hay que volver a adaptarnos.

La morena colaboradora escribe.- Dos destacados políticos, dejaron este mundo el fin de semana en la capital tlaxcalteca, el Senador Joel Molina Ramírez, quien ha dejado en el recuerdo su destacada participación en la política y como funcionario público, el falleció el sábado 24 de octubre de este 2020, a consecuencia de los estragos en su salud provocados por el Covid – 19. Descanse en Paz

Lamentablemente dejó de existir el maestro Benito Hernández Fernández, ex alcalde del municipio de Tlaxcala, de quien se recuerda, como a muy pocos, su trabajo honesto y tenaz en beneficio de la tierra que lo vio nacer, en donde se ganó el respeto y cariño de sus paisanos. Que en paz Descanse.

“Segundo Tercio, Radio Taurina” informa.- Se anuncian tres festejos taurinos en la Plaza de Toros Jorge “El Ranchero” Aguilar de la capital tlaxcalteca, este sábado 31 de octubre 2020, a la una de la tarde a puerta cerrada y en pago por evento se presentan el Rejoneador de Huamantla Luis Pimentel, los Forcados Teziutecos, Antonio Mendoza, Alejandro Lima “El Mojito” y Héctor Gabriel quienes lidiarán 7 toros de la Ganadería de “El Vergel”, evento organizado por la empresa Toro Tlaxcala.

Mientras que el primero de noviembre 2020, a las 13 horas, a puerta cerrada, ahí mismo en “La Ranchero” Aguilar de Tlaxcala, la empresa Puerta Grande, presenta a los matadores en mano a mano Tlaxcala – Aguascalientes el novillero artista de Tlaxcala Sebastián Palomo; mientras que por Aguascalientes llega de la dinastía Adame Alejandro Adame con seis toros de la ganadería de “Núñez del Olmo”, será un festejo en homenaje a al picador de toros Domingo López “Zotoluco”.

Para el siguiente día 2 de noviembre 2020, a las 13 horas, a puerta cerrada en memoria del matador Bolivar Vasco, se presentan: el esperado regreso del español Jairo Miguel, el torero de Huamantla “Pueblo Mágico” José María Macías y la esperada toma de la alternativa de su hermano también huamantleco Emilio Macías, con seis toros de la ganadería de Atlanga.

Desde luego, si la señal lo permite “Grupo Begaalfe Comunicaciones” estará presente en la transmisión de estos festejos a través de sus plataformas digitales y Radio en Señal Internacional, a través de “Stèreo Mágica” desde Huamantla www.stereomagica.mex.tl y “Tlaxcala FM Stèreo” desde la capital tlaxcalteca www.tlaxcalafmstereo.mex.tl.

Deseamos pronta recuperación al matador tlaxcalteca Sergio Flores, quien dio positivo a Covid – 19, quien de acuerdo a un comunicado enviado, el domingo pasado a nuestra redacción,  por su apoderado Roberto Viezcas Mireles, hasta ese momento se encontraba hospitalizado mostrando una respuesta favorable al tratamiento, fuera de peligro y recuperando su salud. Deseamos que pronto salga del nosocomio, para verlo en lo que más le apasiona los toros.

En un abrir y cerrar de ojos, se va el décimo mes del año, el me de octubre, asomándose a la vuelta de la esquina las fiestas decembrinas de fin de año. De tal suerte que en centros comerciales, tiendas departamentales y negocios, han comenzado a exhibirse todo tipo de artículos navideños.

Por cierto, que para el mes de diciembre se anuncia la suspensión de las actividades guadalupanas para el día 12, lo cual resulta normal dado los contagios de Covid – 19, que podrían ir en aumento, en rebrote, debido al relajamiento social, de quienes salen a la calle sin cubrebocas, sin medidas sanitarias de cuidado; en fin pasar a menos estadísticas está en todos, solo observe en la calle a cuantas personas les interesa poco su salud y andan sin cubrebocas.

La maestra huamantleca Rocío Pérez Juárez, Presea “Rosete Aranda 2020”, además de su talento y amor a los títeres y al servicio educativo, también ha mostrado su apoyo a la fiesta brava, recién estuvo en la plaza de toros Jorge “El Ranchero” Aguilar de Tlaxcala capital, donde dio una muestra del arte de los títeres en el mundo de la tauromaquia, a través de su compañía “Machincuepa” y por primera vez estuvieron juntas dos plazas de toros “La Taurina” Fernando de los Reyes “El Callao” de Huamantla, en la Plaza de toros Jorge Aguilar “El Ranchero”; al presentar una faena, teniendo como escenario el coso huamantleco; ocasión en la que donó un títere precisamente con este último nombre, el cual fue donado a los “Héroes de la Salud” en la corrida del sábado pasado, donde por cierto, resultó triunfador el matador Angelino de Arriaga.

Es de reconocerle al Gobernador Marco Mena, su interés por apoyar la fiesta brava, que en estas fechas está teniendo un importante auge, destacando a Tlaxcala en el mundo taurino a nivel internacional.

Recordando las tradiciones de “Dia de Fieles Difuntos y Todos los Santos”, se tiene a Tlaxcala como uno de los estados con mayor arraigo en estas costumbres en México y se dice que: En los municipios de Santa Ana Chiautempan,San Pablo del Monte,en la comunidad de San Isidro Buen Suceso, la celebración del día de muertos inicia el día 28 de octubre hasta el día 2 de noviembre. Entre esas fechas se conmemora a las personas fallecidas y cada día es dedicado a las personas que fallecen de diferente forma.

Las festividades se llevan a cabo a lo largo de una semana, iniciando el día 28 de octubre, que es cuando se recuerdan a las personas que murieron en algún tipo de accidente y en el lugar del fallecimiento se coloca una cruz y se adorna con cempaxúchitl (flor de muerto) y se coloca una veladora. Su familia coloca una ofrenda en su casa poniendo lo que al difunto le solía gustar (comida, bebidas, objetos, etc.)

Posteriormente, el día 30 de octubre se recuerdan a los bebés que murieron antes de ser bautizados debido a que murieron en el vientre de la madre o que murieron al momento de nacer o días posteriores. Este día los padres van a las tumbas de los bebés a dejar flores de nube blanca, cempasúchil (flor de muertos) y en la casa se pone su ofrenda con juguetes, pan, leche, y agua. Al día siguiente, 31 de octubre, se recuerda a los niños menores de 12 años, y en las ofrendas se les coloca lo que en vida les gustaba (juguetes, comida, dulces, etc.)

El día 1° de noviembre, durante la conmemoración del Día de Todos los Santos se recuerda a la gente en general que ha muerto de causas naturales o por enfermedades a partir de los 13 años en adelante. En las ofrendas se colocan los alimentos de su predilección en vida.

Finalmente, el día 2 de noviembre después de las 12 del día (según las creencia es cuando el alma de los difuntos se van) se recogen las ofrendas y se levantan los altares y en esta comunidad existe una tradición que existe desde hace más de 80 años, la cual consiste en llevarle la ofrenda a sus familiares (padrinos, padres, tíos, abuelos, hermanos) y estas contiene pan de muerto, fruta, mole, atole, entre otros alimentos; el que recibe la ofrenda en correspondencia regala un plato y taza. Cabe mencionar que con el transcurso del tiempo estas costumbres se han ido modificado con el tiempo pues en la actualidad es más frecuente ver que la gente regala juguetes a los niños, pelotas o aparatos electrónicos. Durante todo el día la gente visita a sus familiares con canastas en la cual se transporta la ofrenda aunque los padrinos de bautizo, comunión, casamiento etc. son los que tiene mayor prioridad en ser visitados pues ellos son los segundos padres de los ahijados

Gentiles lectores, cuídense lo primero es la salud, Nos saludamos la siguiente semana, recuerden, si salen a calle usen siempre cubrebocas, careta, y realicen lavado constante de manos, gel antibacterial y liquido desinfectante, tos o estornudo de etiqueta. Quédate en casa, Gracias por escuchar las 24 horas las estaciones de radio online de “Grupo Begaalfe Comunicaciones” y las transmisiones en vivo de nuestras diferentes plataformas digitales,             ¡Muy pronto Yucatán! …. Mas apuntes quedan en el tintero, pero el espacio nos dice que nos vemos aquí en “Síntesis Tlaxcala” la próxima semana, por hoy ¡Hasta Moxtla!.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here