La apertura que varios municipios han dado a la práctica deportiva, ha sido bajo propio riesgo y con protocolos medianamente estrictos. Es cierto, la Pandemia provocó qué las personas hayan descubierto males añejos y ahora voltean hacia el deporte como un paleativo no solo para activarse, sino para descargar el estrés acumulado por el tiempo de confinamiento que han tenido.

Ante ello, las primeras recomendaciones para evitar el sedentarismo fueron enfocadas a activarse en propia casa, aunque bajo los riesgos que esto implica, principalmente por hacerse en lugares no adecuados, como corredores, la sala, el estudio. Que se provocó con esta iniciativa, se acrecentaran las lesiones por sufrir alguna caída, el zapato no adecuado, entre otros factores.

Han sido positivas las propuestas que desde redes surgieron, para brindar alternativas para hacer ejercicio en casa, algunos medios más lo hicieron con consejos de los especialistas para buscar atacar los problemas de lesiones, nutrimentales y psicológicas. Sobre todo porque cuando termine está emergencia sanitaria, estos apoyos profesionales se requerirán más.

Bajo está dinámica, algunos municipios se abrieron a estás propuestas, con activaciones físicas musicalizada y que fue la forma más práctica para poner en activo a su población. Hecho que mato dos pájaros de un tiro: Brindó una alternativa y además dio trabajo a los instructores que de un día a otro vieron cerrar sus centros de trabajo, por el Covid-19.

Es innegable que este cierre, quitó de un día a otro los ingresos económicos a este sector, pero también vio respuesta tardía para enrolarse a la nueva normalidad que hacía obligado el paso de lo virtual, como en su momento el sector educativo lo tuvo que hacer, bajo este reto que representó el no poder abrir los gimnasios para darle atención a los usuarios.

Hoy ya algunos gimnasios, estudios fitness ya lo han hecho y hasta espacios deportivos, quizás por la presión que se ha generado de darle deporte a la población y poder trabajar, pero sin una seguridad sanitaria total para hacerlo. Tomo como ejemplo lo que sucede actualmente con el primer deporte profesional que volvió a la actividad: el fútbol.

La propia necesidad económica de los planteles y la exigencia sanitaria llevo a qué para garantizar la salud de los jugadores, tengan que aplicarse pruebas cada semana y como resultado se tuvo que innumerables casos positivos se tuvieran en todos los equipos, de liga MX, Expansión y Premier. Que hace pensar que en las ligas u centros aperturados no hayan sido focos de contagio, debido a que los ingresos solo buscaron cubrir en el tema de protocolos, el uso de sanitizante, toma de temperatura y uno que otro el uso de oxímetro.

Es por ello que me llamo la atención que en el municipio de Totolac, se emitiera un comunicado en el que se “suspendía” la carrera nocturna denominada Mictlan, por el simple hecho de representar una fuente de contagio. Dicho que tendría valides, si en la demarcación estuvieran cerradas todas las actividades deportivas, pero no ha sido así. Ya que el funcionamiento de la liga municipal de fútbol rápido y la puesta en marcha de la liga profesional de fútbol rápido, no tuvieron problemas para iniciar partidos o el equipo Tlaxcala FC en el campo Rosita.

Porque unos si y otros no. Me llama la atención saber cuáles han sido los criterios que se han tomado para dar anuencia a unos y a otros no, sobre todo porque es lógico pensar que todos, han incluido en sus proyectos, los protocolos sanitarios a seguir y dónde el propio municipio debe de apoyar para saber si se lleva a cabo o no Aquí se fue tajante en determinar la suspensión, pero no en la ejecución, debido a que la competencia, se llevó a cabo.

Es un hecho, que hasta que no haya vacuna, la vida volverá a la normalidad, como hacer que los centros deportivos brinden garantías sanitarias a un 100%, sobre todo, porque no basta con llevar al pie de la letra el protocolo de higiene, sino de saber, que usuario está libre de Coronavirus y solo esto se sabrá con pruebas, que al final por el alto costo de ellas, hace que no se implementen, aunque está sería la única forma de asegurar garantías a los usuarios, aún así, diversos centros de Apizaco, Chíautempan, entre otros se mantiene activos ya, aunque con riesgos naturales latentes.

¿Y el premio?
Se cumplen quince días de la fecha programada para la entrega del premio estatal del deporte 2020. Al momento la autoridad deportiva en el estado no ha hecho pronunciamiento oficial sobre el porque no se ha entregado, si hay algún problema administrativo o de otra índole que ha evitado que la ceremonia formal se realice.

Sería poco profesional especular al respecto, sobre todo al no tener una razón del porqué. Llama la atención, debido a que es la primera vez que sufre una tardanza significativa y no se entrega como estaba programada para el 20 de noviembre pasado. No queda de otra que esperar y saber si este mismo año se entregará o no, ojalá el Idet nos pueda responder o no?

Comentarios para esta columna que se activa al correo: detriunfosyfracasos@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here