Hoy que se celebra el día internacional del beso, es importante saber los efectos que estos tienen en nuestro cerebro, pues dentro de este acto influyen muchas partes de nuestro cuerpo la más importante sin lugar a dudas son los labios que poseen una gran cantidad de terminaciones nerviosas.

 

Se sabe que cada beso que se da consume 12 calorías, esto se debe a los 36 músculos que usamos al  hacerlo y las pulsaciones de nuestro corazón aumentan de 60 a 100 latidos.

 

De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Princeton se comprobó que el cerebro humano tiene una gran cantidad de neuronas que son las responsables de ayudarnos a encontrar los labios de nuestra pareja cuando se tienen los ojos cerrados o en lugares con poca luz.

 

Cuando juntamos nuestros labios con los de otra persona para dar un beso el sistema límbico (que se encuentra en nuestro cerebro) se encarga de transmitir a otras áreas que se encargan de controlar otras áreas como la respiración, el ritmo cardiaco y el tono muscular.

 

Al dar un beso se liberan hormonas como las endorfinas que generan una sensación de bienestar y tienen un efecto analgésico lo cual ayuda de manera considerable a aliviar el dolor.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here