Este es considerado uno de los oficios más antiguos del mundo y de manera tradicional era mayormente ejercido por mujeres. Uno de los antecedentes más significativos del gremio es que ya en 1965, en Paris Luis XIV, ya había establecido un gremio del oficio debido a la demanda de que el servicio fuera ejercido por personas especializadas.

La tarea de las costureras tomó una gran importancia durante el siglo XIX, por la clase burguesa adinerada y su interés por la moda en todo el continente Europeo, lo cual hizo que la demanda de creación y confección de prendas creciera, razón por la que las personas que ejercían el oficio por su cuenta creció a pesar de durante la época estaba prohibido.

Con el paso del tiempo la industria comenzó a producir materiales textiles más baratos lo cual diversifico y fue la causa de que el trabajo se hiciera mucho más económico. Con la llegada del siglo XX el número de mujeres que ejercía dicha profesión creció de manera acelerada sobre todo en la población más vulnerable económicamente.

Sin embargo las condiciones en las que tenían que realizar su trabajo eran deplorables, pues las que laboraban  dentro de fabricas se enfrentaban a jornadas extenuantes, por lo cual su salud se veía afectada sobretodo por enfermedades de índole circulatorio y respiratorio.

En México la lucha por los derechos de este sector comenzó a raíz de el temblor del 85, ya que a causa de este fenómeno natural muchas de las costureras se quedaron sin sus centros de trabajo y no recibieron ningún tipo de indemnización, lo que hizo que se movilizaran para exigir sus derechos y puso a la vista de la sociedad en general la precaria situación que enfrentaban pues en muchos casos las empleadas no recibían lo estipulado en el salario mínimo. Los hechos dieron origen al primer sindicato de costureras del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here