Una galería digital en París está convirtiendo el arte en una experiencia de inmersión para los visitantes que pueden caminar dentro y sobre las pinturas proyectadas alrededor de un almacén.

El Atelier des Lumieres, o Studio of Lights, se inauguró este mes con una exhibición inaugural en la que el pintor austríaco Gustav Klimt no colgaba de las paredes, sino que iluminaba pisos, techos y paredes en una colorida secuencia de 35 minutos.

El director de la galería Michael Couzigou dice: “Usamos fotos escaneadas en alta definición para hacer de esta exposición digital un universo de música y sonido“.

El espectáculo, ambientado en música clásica, atrajo a 60,000 visitantes en sus primeros 10 días.

Los organizadores dicen que la galería es la más grande de su tipo en el mundo. Tiene 140 proyectores de video fijos instalados en el espacio de 3.300 metros cuadrados (35.521 pies cuadrados).