El lunes pasado, mientras se desarrollaban las marchas en la Ciudad de México en contra de la violencia de género, Abril “P” de 46 años, era asesinada a balazos en el auto en el que viajaba junto a su abogado y a su hijo.

En enero pasado, la víctima denunció que su exesposo, Juan Carlos “G”, exdirector comercial de Amazon México y Elektra, había tratado de asesinarla al golpearla con un bate de béisbol en el cráneo y la espalda cuando dormía; por ello, es el principal sospechoso del crimen.

Alrededor de las 19 horas, Abril Cecilia uno de sus hijos y su abogado se dirigían al aeropuerto cuando fueron interceptados por dos sujetos que viajaban en una motocicleta en el cruce de avenida Insurgentes Sur y Rio Churubusco, uno de ellos abrió fuego contra la unidad.

Abril recibió disparos en la nuca y espalda, fue trasladada al hospital, donde murió; en tanto, su hijo sufrió una laceración en el oído.

La familia de la víctima sospecha de Juan Carlos “G” como el autor intelectual del crímen.

Mi hermana fue víctima de violencia toda la vida que estuvo unida a este tipo, ella nos comentó días atrás que ya tenía una situación insalvable, estaba viendo la posibilidad de un divorcio porque él era demasiado celoso, le había contratado un investigador privado, de repente la seguían, ella sabía que tenía sus coches, su teléfono intervenido, entonces me decía ‘Javier, esto no es vida, yo no tengo vida”, afirmó el hermano de Abril.

Sobre Juan Carlos pesaba una denuncia por hechos ocurridos el pasado 4 de enero; según la declaración de la mujer, su expareja le dio un batazo en la cara y la arrastró a un vestidor mientras le gritaba “te voy a matar, después la hirió en la barbilla con un bisturí y la asfixió hasta perder el conocimiento.

No obstante, su hijo mayor, de 15 años, intervino para rescatar a su madre, mientras Juan Carlos se lesionó el brazo derecho y buscó alertar por Twitter que Abril lo había matado, además de acusarla de serle infiel.

Como resultado de estos hechos, además de una orden de alejamiento de abril y su domicilio, el agresor fue ingresado el pasado 20 de septiembre al Reclusorio Oriente por el delito de feminicidio en grado de tentativa.

Sin embargo, Juan Carlos solo estuvo en prisión 49 días, pues el juez Federico Mosco González reclasificó el delito por lesiones y violencia familiar, bajo el argumento de que si “la hubiera querido matar, la hubiera matado despierta y no dormida”; así, el sujeto fue liberado el 8 de noviembre.

Horas antes de ser asesinada, Abril había viajado desde Monterrey, Nuevo León, con sus hijos para pelear su custodia en una audiencia familiar; a pesar de que ya la había ganado, su expareja insistía en revocarla.

Ernestina Godoy, procuradora de Justicia capitalina, recibió a los familiares y les prometió la pronta captura del autor material e intelectual.