Videos revelados anoche mostraron que Laura Karen Espíndola, la joven que presuntamente estaba desaparecida desde la noche del martes hasta la mañana del miércoles en la Ciudad de México, pasó desde la tarde en un bar de Coapa. Lo cual echó por tierra la versión de su familia y de las autoridades sobre una desaparición e incluso un presunto “secuestro” por parte de un taxista.

Karen fue encontrada con vida y está a salvo en casa: SSC-CDMX

Las imágenes, captadas entre las 16:51 y las 2:31 horas, muestran que la mujer, de 27 años, baja de un taxi, le revisan la bolsa e ingresa a un bar de Prolongación División del Norte, a 14 minutos a pie de su casa, en la colonia Narciso Mendoza de Coapa.

En la grabación de otra cámara, Karen ingresa se sienta en una mesa y saluda a otras personas.

Un video más muestra que a las 23:51 horas la mujer baila dentro del bar y se abraza con un hombre; luego a las 01:59 horas, Karen platica con otro sujeto.

Por último, a las 02:24 horas aparece platicando con un tercer hombre, con el cual se retira del lugar, tomada de la mano, a las 02:31 horas, cuando el establecimiento está por cerrar.

Según la versión de su familia, Karen había tomado un taxi anoche en la Ciudad de México y escribió desde su teléfono a su mamá que estaba por el Metro General Anaya; sin embargo, minutos después le dijo que notaba sospechoso al conductor de la unidad y con una actitud grosera.

Mi hermana está perdida, venía sobre Tlalpan, por el Metro General Anaya, ahí abordó un taxi y al rededor de las 9 pm fue su último mensaje, diciendo que el taxista se veía sospechoso. No le entran las llamadas, ni los whats”, escribió en redes su hermano Daniel.

De esta forma, se extendió por Twitter el hashtag #TeBuscamosKaren mediante el cual la descripción y la foto de la joven fue replicado.

Tras hacerse pública la desaparición de la mujer de 27 años, elementos de Seguridad Ciudadana y de la Policía de Investigación fueron movilizados.

Agentes de Investigación llegaron la mañana de ayer al domicilio de Laura Karen, en avenida de El Fortín, en Tlalpan, ahí recibieron las primeras versiones de la familia y datos para dar con su paradero.

Asimismo, se abrió una carpeta de investigación en la Fiscalía Antisecuestros, se emplearon recursos, un operativo de búsqueda e incluso el despliegue de un helicóptero.

El taxista con el que Karen llegó a su casa fue interrogado por agentes de investigación, a quienes dijo que la mujer abordó alrededor de las 10:30 horas en la carretera libre México-Cuernavaca y que nunca vio en ella signos de preocupación.

Sin embargo, ella regresó a su casa en la mañana de ayer, a bordo de un taxi, Manuel Espíndola, padre de Karen, dijo que su hija regresó a casa en shock y que no quería dar declaraciones.

A las 21 horas de ayer, la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) no tenía definida la comisión de algún delito en contra de Laura Karen Espíndola, quien tampoco había realizado declaración alguna ante el Ministerio Público ni había aceptado la ayuda sicológica de la dependencia.