El presidente Andrés López defendió este jueves el Instituto de salud para el Bienestar (Insabi), de las duras críticas y aseguró que para el 1 de diciembre de 2020 será completamente gratuito, atendiendo a más del 50 por ciento de la población que carece de seguridad social.

Es un compromiso que se tiene que cumplir. Se les va a garantizar ese derecho, para eso se creó el Insabi (Instituto de Salud para el Bienestar) y se está llevando una reorganización del sistema de salud pública“, dijo en su conferencia diaria.

El presidente aseguró así que a más tardar el 1 de diciembre de este año más del 50 por ciento de la población que no cuenta con ningún tipo de seguridad social tendrá servicios médicos y medicinas gratuitas en todos los niveles. Esto será gracias a este nuevo organismo que sustituye desde el 1 de enero el Seguro Popular.

El polémico Insabi ha recibido duras críticas ya que pacientes han denunciado cobros de hasta 5 mil pesos  para ser atendidos.

Además, trabajadores del Seguro Popular han exigido certeza sobre su situación laboral y varios gobernadores estatales se han mostrado contrarios a este nuevo organismo, llegando a asegurar que mantendrían el Seguro Popular.

En respuesta, el presidente recordó que para ello se ha incrementado el presupuesto en salud en 40 mil 000 millones de pesos para que se puedan mejorar las instalaciones de salud, que no falte el equipo médico, medicamentos y que la atención médica sea gratuita.

Algunos pueden decir que no se va a lograr, que es una utopía, pero el sueño se va a convertir en realidad. La utopía es lo que nos hace caminar a los ideales“, afirmó.

Agregó que en otras Administraciones “había el presupuesto pero se robaban el dinero por eso hay resistencia al Inbsabi. Había monopolio de las medicinas. El dinero se utilizaban para otra cosa. Ahora quieren manipular en los medios y columnas que apuestan a que vamos a fracasar“, graznó.

Por su parte, Juan Ferrer, director del Insabi, dijo que este órgano tiene como objetivo garantizar prestación gratuita de los servicios de salud, medicamentos y demás insumos a las personas sin seguridad social y acusó que hay exfuncionarios que saboteaban la capacidad para dar tratamientos médicos.

En tanto, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, afirmó una compañía que fabricaba casi todas las medicinas para tratar el cáncer “nos quiso chantajear“.

Ello pesar de tener un contrato para proveer los medicamentos. EFE