La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo el jueves que el nuevo coronavirus que surgió en China y se ha extendido a otros países aún no constituye una emergencia internacional, pero que seguía su evolución “cada minuto”.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hizo el anuncio después de que el Comité de Emergencia de 16 expertos independientes revisó las últimas pruebas e hizo sus recomendaciones, que él aceptó.

“Sin embargo, no se equivoquen, esta es una emergencia en China”, dijo Tedros en una conferencia de prensa en la sede de la OMS en Ginebra. “Aún no se ha convertido en una emergencia de salud global, pero todavía puede convertirse en una”.

China puso a millones de personas en una cuarentena el jueves en dos ciudades que fueron en el epicentro del brote de coronavirus, que mató a 18 personas e infectó a más de 630, mientras las autoridades de todo el mundo trabajaban para prevenir una pandemia mundial.