El presidente Andrés López retomó este viernes la polémica por su rechazo a usar tapabocas relacionándolo con la corrupción.

Me voy a poner un tapabocas saben cuándo, cuando no haya corrupción ya”, dijo en su conferencia diaria.

Si bien dijo que no sabía si era verdad, el mandatario recuperó una noticia de las últimas horas que indica que el Partido Acción Nacional (PAN) tramitaba un amparo ante el Poder Judicial para obligar a López a usar cubrebocas.

Entonces voy a dejar de hablar. Hagamos ese acuerdo, entonces vamos a apurarnos a acabar con la corrupción para que yo ya me ponga mi tapabocas, para que ya no hable”, dijo medio en sorna.

López habló del uso de “cubrebocas” o “tapabocas” cuestionado sobre la decisión de celebrar el Grito de la Independencia el 15 de septiembre.

Reiteró que el festejo tendrá lugar en el Zócalo capitalino pero manteniendo el distanciamiento social y, en esta gran plaza, se congregarán pocas personas y se encenderán antorchas para que no se apague “la llama de la esperanza“.

López ha rechazado con anterioridad usar mascarillas o cubrebocas, y se le ha visto con ella en contadas ocasiones. Por ejemplo, en el avión rumbo a Washington para encontrarse con su gemelo moral, Donald Trump, donde es obligatorio.

No quiero entrar en polémica sobre este tema, pero si se considera que con esto se ayuda, entonces lo haría desde luego. Pero (el uso de mascarillas) no es un asunto que esté científicamente demostrado“, expresó en conferencia de prensa el pasado 24 de julio.

Con información de EFE