El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) encontró vestigios a lo largo de la ruta del Tren Maya, una de las principales obras de ornato del gobierno de Andrés López.

Por medio de un comunicado, la dependencia dirigida por Rogelio Jiménez Pons indicó que se ha encontrado “arquitectura de tierra, arquitectura monumental de piedra y pequeñas unidades habitacionales”.

Acapara Tren Maya el presupuesto en turismo: subiría más de 1000%

Para estudiar los terrenos, el Fonatur, junto al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), han utilizado vuelos LIDAR, una tecnología láser que ayuda a conocer la composición del suelo e indicar la presencia de construcciones antiguas y otros restos ubicados en el sustrato.

Con anterioridad, el Fonatur ya había encontrado otros vestigios en la zona del sureste del país que ocasionaron que se modificara el trazo inicial del Tren Maya.

Tras declararse como «desierta» la licitación pública del tramo 5 del Tren Maya, Fonatur informó que planea dividir este segmento del proyecto ferroviario en hasta tres nuevos tramos para aligerar el monto a concursar.

A la nueva licitación se agregarán las obras ferroviarias y de electrificación, ya que el concurso original, en el que participó BlackRock como única opción, solo incluía las mejoras carreteras en el tramo Cancún-Tulum, señaló en su momento Rogelio Jiménez Pons, encargado del proyecto.

Con las nuevas divisiones, el Tren Maya tendría nueve tramos, de los cuales tres fueron licitados de forma abierta y cuenta con ganadores; uno más fue asignado a ICA por los derechos de vía en la carretera Izamal-Cancún; el 5 será dividido hasta en tres segmentos, pendientes a licitar; y los últimos dos serán construidos por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).