Al menos 20 personas murieron en un ataque perpetrado por yihadistas contra la población de tres pueblos de la región del Sahel, en el norte de Burkina Faso, informó el Gobierno de este país de África occidental.

El ataque, ocurrido este miércoles, afectó a los pueblos de Demniol, Bombofa y Péteguersé, en la provincia de Séno, y en éste también hubo heridos y personas desaparecidas, indicó el portavoz del Gobierno, Rémis Fulgance Dandjinou, en un comunicado que recoge hoy la estatal Agencia de Información de Burkina Faso (AIB).

“El Gobierno condena estos ataques cobardes y bárbaros contra poblaciones civiles pacíficas”, señaló el portavoz, al asegurar que “las fuerzas de defensa y seguridad” están “desplegadas en los lugares de los ataques” donde se “llevan a cabo operaciones de rastreo”.

Igualmente, el Ejecutivo presentó sus condolencias a las familias e invitó a la población a seguir las instrucciones de seguridad y a cooperar “plenamente” con las fuerzas de defensa y seguridad.

Burkina Faso sufre ataques yihadistas desde abril de 2015, cuando miembros de un grupo afiliado a Al Qaeda secuestraron a un guardia de seguridad rumano en una mina de manganeso de Tambao (norte), que aún sigue desaparecido.

Los atentados han ido aumentando y la situación se agravó en 2019, cuando que se multiplicó por diez el número de personas desplazadas por la violencia yihadista, según datos del Consejo Noruego para los Refugiados; una cifra que sigue creciendo.

Los actos terroristas se atribuyen al grupo local burkinés Ansarul Islam, a la coalición yihadista del Sahel Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM) y al Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS), que atacan también en los países vecinos con los que Burkina Faso comparte frontera, como Mali y Níger.

Este país sufre actualmente la crisis de desplazados con el crecimiento más rápido del mundo, con más de un millón de personas fuera de sus hogares -más de uno por cada 20 habitantes- como consecuencia de la creciente violencia que azota el país, principalmente, en las zonas norte y este.