En su alocución este sábado ante los líderes en la reunión virtual del G20, el presidente Andrés López recomendó no recurrir a medidas restrictivas para combatir la pandemia de covid-19, pues se debe confiar en la responsabilidad de la ciudadanía.

Hay que garantizar, ante toda circunstancia, la libertad y abandonar la tentación de imponer medidas autoritarias como el confinamiento excesivo o el toque de queda. Nada por la fuerza, todo por el convencimiento y por la razón“, dijo.

López dijo al G20 que la propagación del covid-19 ha dejado esa y otras lecciones al mundo.

-La salud es un derecho humano fundamental que el Estado tiene que garantizar haciendo a un lado el afán de lucro.

La atención médica las vacunas y las medicinas deben ser gratuitas y de aplicación universal, como lo estable la resolución de México aprobada en la Organización de las Naciones Unidas casi por unanimidad”, dijo.

-“Es mejor prevenir que curar, de ahí la importancia de promover una alimentación saludable, evitar los productos con exceso de sal, azúcares, grasas y químicos.

Tengamos en cuenta que los más afectados por la pandemia han sido los enfermos de hipertensión, diabetes y obesidad, y estas enfermedades crónicas se originan o precipitan por la mala alimentación y la ausencia del ejercicio físico y de deportes”, explicó.

-La familia, consideró López, “es la principal institución de seguridad social”, por lo que llamó a “evitar su desintegración y no abandonar a los adultos mayores en albergues o asilos. Por confortables que estos sean, nunca suplirán el amor que ofrecen los seres queridos“.

-Para enfrentar las crisis sanitaria y económica por la pandemia de covid-19, primero se debe “ayudar a los más pobres” y no centrar las acciones de los gobiernos en destinar fondos públicos a empresas y bancos.

El rescate económico debe hacerse de abajo hacia arriba, primero ayudar a los pobres y no centrar las acciones gubernamentales sólo en destinar fondos públicos a empresas o instituciones financieras en quiebra, no convertir las deudas privadas en deuda pública, evitar el endeudamiento y menos aún si es en beneficio de pocos y a costa del sufrimiento de muchos y de las nuevas generaciones”, exclamó.