Italia está hoy de luto por el asesinato de su embajador Luca Attanasio cerca de Goma, en el noreste de la República Democrática del Congo (RDC), en un ataque armado contra un convoy de Naciones Unidas en el que también fallecieron un carabinero y el conductor del automóvil en el que viajaban.

Italia está de luto por estos servidores del Estado que perdieron la vida en el cumplimiento de sus deberes profesionales“, escribió el presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, en un comunicado en el que expresó su “consternación por la noticia de este vil ataque“.

El ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, aseguró que el Gobierno trabaja para repatriar los cuerpos cuanto antes y que “no escatimarán esfuerzos para esclarecer lo sucedido“, antes de anunciar que acudirá al Parlamento para “informar lo antes posible” de un ataque que ha conmocionado al país.

Según confirmó Exteriores, el embajador italiano en la RDC y el carabinero iban a bordo de un convoy de la misión de la organización de estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (MONUSCO).

Fueron emboscados a unos 20 kilómetros de Goma, sobre las 10 horas (tiempo local), sin que por el momento se conozca a los autores de la agresión.

Las primeras investigaciones apuntan a que el ataque podría haber sido un intento de secuestro de personal de la ONU, aunque no se descarta que se trate de una acción del grupo yihadista Estado Islámico, que ya ha reivindicado otras en ese país.

En la zona se encuentra el Parque nacional Virunga, en la frontera entre Congo, Ruanda y Uganda, y en ella operan varios grupos armados.

Según medios italianos, siete personas viajaban en dos vehículos del Programa Mundial de Alimentos, entre ellas varios funcionarios de la Embajada italiana y también de una delegación de la Unión Europea, cuando fueron atacadas por un grupo armado.

El embajador sufrió una herida en el abdomen y fue trasladado en estado crítico al hospital de Goma, donde falleció.

Attanasio, de 43 años, casado y con tres hijas, se había convertido en septiembre de 2017 en jefe de misión en Kinshasa, capital de RDC, donde estaba realizando numerosos proyectos humanitarios.

En octubre de 2020, había recibido el Premio Internacional de la Paz Nassiriyapor su compromiso con la salvaguardia de la paz entre los pueblos“.

Los otros dos fallecidos son el carabinero Vittorio Iacovacci, de 30 años, y el conductor del automóvil, del que no ha trascendido su identidad.

El primer ministro italiano, Mario Draghi, ha expresado su “más sentido pésame” y también el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, ha confesado su “inmenso dolor” por la noticia, que ha conocido mientras se encontraba en una reunión en Bruselas.

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, y la ministra de Exteriores española, Arancha Fernández Laya, también han mostrado su solidaridad.

El noreste de la RDC lleva años sumida en un largo conflicto alimentado por decenas de grupos armados rebeldes nacionales y extranjeros, pese a la presencia del Ejército congoleño y las fuerzas de la MONUSCO, que tiene desplegados más de 15 mil efectivos en el país.

En el año 2020 Italia desplegó aproximadamente 7 mil 300 militares en el extranjero, en 35 misiones de 24 países de Europa, Oriente Medio y África. Los principales contingentes están presentes en Líbano, Irak, Afganistán, Kosovo, Libia, Níger y Somalia.