La construcción de nuevas obras del Tren Maya en los municipios de Chocholá, Mérida e Izamal, en el estado mexicano de Yucatán, cuentan con una suspensión definitiva la cual fue otorgada por el juzgado tercero de distrito en la entidad, informó este lunes el colectivo de Derechos Humanos.

En un comunicado, la organización Kanan DD.HH. recordó que el 21 de enero el mismo juzgado había otorgado la “suspensión provisional” en la que se prohibió la ejecución de obras de este proyecto en los tres municipios.

Señaló que el 19 de febrero, el juzgado resolvió la suspensión definitiva con la cual mantuvo su decisión inicial de “ordenar la detención de ejecuciones de obras nuevas, con el objetivo de mantener el estado de las cosas en lo que se resuelve el juicio principal”.

El colectivo recordó que el amparo fue promovido en julio de 2020 ante la falta de información durante la consulta pública de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto, a cargo de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur).

  • Apenas el domingo, Fonatur aseguró que el Tren Maya es un “proyecto transparente” que cumple con la normatividad en respuesta a las acusaciones hechas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF).