El gobernador de TexasGreg Abbott, pidió este jueves al presidente de Estados Unidos Joseph Biden, que el gobierno del país vecino considere como “organizaciones terroristas” a los grupos del narcotráfico en México.

Como gobernador, le insto a que emprenda acciones inmediatas para combatir los peligrosos y mortíferos cárteles mexicanos de la droga“, indica la carta, dirigida también a la vicepresidenta Kamala Harris.

Abbott afirma que los cárteles mexicanos “traen terror a nuestras comunidades. Trafican narcóticos y armas a Estados Unidos para financiar sus empresas ilegales”. Participan en el tráfico humano y sexual de mujeres y niños, advirtió, “enriqueciéndose a costa de la miseria y la esclavitud de migrantes”.

Los cárteles, añadió “asesinan a gente inocente, incluyendo mujeres y niños. Estos cárteles mexicanos de la droga son organizaciones terroristas, y es tiempo de que el gobierno federal los designe como tales”.

El gobernador argumentó que designar a los cárteles como terroristas permitiría contar con las herramientas necesarias “para asegurar la frontera y proteger vidas inocentes”.

En específico, se refirió a los cárteles de Los Zetas y del Golfo que, dijo, “califican fácilmente como organizaciones terroristas extranjeras al ser organizaciones extranjeras que se involucran en actividad terrorista de manual como secuestro, asesinato, y ponen en peligro vidas con explosivos y armas de fuego”.

Como ejemplos, señaló el reciente rescate de un estadounidense secuestrado por el Cártel de Sinaloa; el intento de asesinato del secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, por parte de miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), entre otros.

Abbott dijo que designar terroristas a los cárteles serviría para poderles congelar activos, así como para sancionar a quienes les proveen apoyo o recursos; señaló que las sentencias para los traficantes que financian a o son parte de organizaciones terroristas son más largas y que quienes apoyan a una organización terrorista se vuelven inadmisibles en Estados Unidos.

Los cárteles estimulan la actual crisis en la frontera. Al explotar las políticas fronterizas de Estados Unidos, los cárteles han incrementado su poder y riqueza a expensas de vidas inocentes que se atraviesan en su camino”, señaló.

Entre más pronto se les designe como organizaciones terroristas, concluyó, “más pronto podrá Estados Unidos asegurar la frontera y proteger a los estadounidenses de estos cárteles mortales”.