La puesta en marcha del Mutua Madrid Open con el arranque del cuadro femenino presenció un arranque arrollador, sin discusión, de la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, y la progresión de la española Paula Badosa, en un torneo que se quedó sin Garbiñe Muguruza, retirada por lesión.

Garbiñe, que ya se cayó del torneo de Charleston por la dolencia muscular en la pierna izquierda que le ha apartado de Madrid, se dio de baja horas antes de su programado estreno ante la estadounidense Sloane Stephens.

Las molestias han vuelto y en la última resonancia se ha confirmado que no me recuperado al cien por cien para competir y la recomendación médica es parar”, indicó en un comunicado la jugadora que nunca ha superado los octavos de final en la Caja Mágica.

No decepcionó la determinación de la número uno del mundo. La australiana Barty disfrutó de un inicio plácido, de 61 minutos, el tiempo que necesitó para superar a la estadounidense Shelby Rogers (6-2 y 6-1) y alcanzar la segunda ronda.

  • La ganadora de Roland Garros y campeona de la finales WTA en el 2019 y que este año ya ha logrado los títulos de Melburne, Miami y Stuttgart, jugará en segunda ronda contra la eslovena Tamara Zidansek, que en veinticuatro horas ganó por segunda vez a la taiwanesa Su-Wei Hsie (6-2 y 6-4), a la que ya había batido en la fase previa.