Abel Guerra Morales, hijastro de Clara Luz Flores, candidata de Partido Morena al gobierno de Nuevo León, recibió el riñón derecho de Federico, alumno del Colegio Americano del Noreste que desató un tiroteo en el plantel el 18 de enero del 2017, luego de que le diagnosticaran muerte cerebral debido a un disparo que él mismo ejecutó contra su persona.

Sin embargo, una investigación dada a conocer por Claudio Ochoa en LatinUs revela que dicho trasplante tuvo irregularidades evidentes e incluso señalamientos de tráfico de influencias.

Guerra Morales, hijo del priista Abel Guerra Garza, compadre del gobernador Jaime Rodriguez CalderónEl Bronco“, recibió la donación de trasplante el 19 de enero del 2017, tres días después de que ingresara oficialmente a la lista de trasplantes.

En la investigación también se menciona que Abel Guerra y el Hospital Muguerza, donde fue realizado el trasplante, saltaron una lista de al menos siete personas y no señalan los motivos para que el órgano no fuera trasplantado a esos otros candidatos; además, se menciona que no hay un expediente del transplante de Abel en la investigación realizada por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), a diferencia de los demás pacientes que recibieron otros órganos del donador fallecido.

Por ello, el hospital fue multado y el asunto turnado a la FGR, donde “se le dio carpetazo“.

Clara Luz culpa a Samuel García

En la respuesta, Clara Luz Flores negó cualquier señalamiento y acusó a su contrincante de Movimiento Ciudadano, Samuel García, de ser el “autor” de dicha información.

Nosotros en nuestra familia cumplimos con todos los protocolos médicos; después de mucho tiempo y de un proceso larguísimo para cumplir con los criterios médicos para ser capaz de ser un receptor. No recibimos ningún trato preferencial y dejas en evidencia tu falta de conocimiento no sólo en este tema“, dijo en referencia al senador con licencia.

Samuel, no me sorprende tu insensibilidad sobre este tema. El proceso para conseguir el trasplante para el hijo de Abel fue muy doloroso para mi familia y lo es y lo sigue siendo para muchas familias que están inmersas en este proceso“, dijo.