Mary Simon se convirtió este lunes en la primera indígena que ocupa la jefatura del Estado en Canadá al tomar posesión como gobernadora general en una ceremonia celebrada en Ottawa en la que se refirió a la “reconciliación” con la población aborigen del país.

Simon, la 30ª gobernadora general de Canadá, ejerce la jefatura del Estado en representación de la reina Isabel de Inglaterra. Su nombramiento, a propuesta del primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se produjo después de que la anterior gobernadora general, la exastronauta Julie Payette, se viera forzada a dimitir entre acusaciones de acoso laboral.

Durante la ceremonia, Simon, de 73 años y destacada líder de los inuit (los habitantes del Ártico), pronunció su discurso de aceptación del cargo en inglés y francés, los dos idiomas oficiales de Canadá, así como en inuktitut, una de las lenguas de los inuit.

La nueva gobernadora general de Canadá, cuyo desconocimiento del francés ha provocado las protestas de la comunidad francófona del país, reconoció durante su discurso las dificultades que tenía para pronunciar palabras francesas y se comprometió a aprender el idioma oficial de su provincia natal.

Simon, que nació en la localidad de Kangiqsualujjuaq, en el norte de la provincia francófona de Quebec, también se refirió a la reconciliación entre la población indígena y Canadá y el reciente hallazgo de cientos de tumbas sin identificar en antiguos internados gubernamentales para indígenas.

“El hallazgo en las últimas semanas de tumbas sin identificar en las residencias escolares, me ha horrorizado como a muchos canadienses. Algunos creen que la reconciliación se completará con proyectos y servicios. Todos los canadienses se merecen el acceso a servicios. Mi punto de vista es que la reconciliación es una forma de vida y exige trabajar todos los días. Reconciliación es conocernos los unos a los otros”, afirmó Simon.

“La reconciliación tiene que apoyar la población aborigen a medida que se recupera del legado destructivo de colonización que ha causado tanta destrucción en sus vidas”, añadió la nueva gobernadora general.

Por su parte, Trudeau se pronunció en un comunicado sobre la toma de posesión de Simon.

“Estoy inspirado por la naturaleza histórica de este momento, a medida que nuestro país sigue aceptando las difíciles realidades de nuestro pasado colectivo”, afirmó el primer ministro canadiense.

“Sé que como la primera indígena gobernadora general se dedicará a ayudarnos a confrontar juntos estas difíciles verdades, caminar juntos el camino de la reconciliación y construir puentes entre aquellos que consideran este país su hogar”, añadió Trudeau.