De la mano del croata Luka Modric, ganador en 2018, el argentino Lionel Messi recibió su sexto Balón de Oro en la entrega número 64 de este galardón y tomó ventaja sobre los cinco premios que actualmente posee el portugués Cristiano Ronaldo.

El Teatro del Châtelet en París, Francia, fue testigo de un nuevo reconocimiento para el histórico futbolista de Barcelona, quien en septiembre pasado ya había sido nombrado como The Best por la Federación Internacional de Futbol Asociación (FIFA), además de ganar su también sexta Bota de Oro en octubre por ser el mejor goleador de la temporada pasada.

El rosarino consiguió este premio al vencer al neerlandés Virgil van Dijk, segundo en la votación, y a Cristiano Ronaldo, tercero. Además, reclamó el trofeo después de cuatro años de su última consecución en 2015 y se suma a los Balones de Oro obtenidos en 2012, 2011, 2010 y 2009.

Además de esta condecoración, la revista francesa France Football también entregó el Trofeo Kopa al neerlandés, Matthijs de Ligt; el Trofeo Lev Yashin, al brasileño Alisson; así como el Balón de Oro femenil, a la estadounidense Megan Rapinoe.

Luego de recibir su sexto Balón de Oro y convertirse en el máximo ganador del galardón entregado por la revista France Football, el argentino Lionel Messi expresó su alegría por el nuevo reconocimiento en su destacada trayectoria, la cual, reconoció, ha entrado en su tramo final.

Pese a confirmar que se encuentra en un muy buen estado físico, el astro argentino declaró que “Dios quiera que me queden varios años más para seguir disfrutando. Soy consciente de la edad que tengo y estos momentos se disfrutan muchísimo más porque se va acercando el momento de la retirada y es difícil”.

El futbolista de 32 años de edad goza actualmente de un buen estado de forma y racha goleadora en todas las competencias, pues ha conseguido 11 goles en 14 partidos disputados, tras haber comenzado la temporada con una lesión en el muslo izquierdo.

Si bien me quedan varios años más, en estos momentos parece que el tiempo vuela y que pasa todo muy rápido. Espero seguir disfrutando del futbol, de mi familia, de los rivales y de esta vida que tengo“, agregó.

Asimismo, Messi reafirmó una vez más su cariño y compromiso con Barcelona, ya que su sentir hacia el club catalán “va más allá de cualquier firma o contrato, así que por ese tema no hay ningún problema, quiero estar bien mientras esté en el Barça”.

Por último, aseguró que hubiese preferido conseguir la pasada Champions League con los “culés” o proclamarse campeón de la Copa América con su selección antes que cualquier reconocimiento individual, ya que en primera instancia otorga mayor importancia a lo colectivo.