El presidente Andrés López dijo que entre sus propósitos de Año Nuevo está “que a todos los mexicanos les vaya muy bien” y que, de ser posible, en lo político haya “una tregua entre liberales y conservadores, cuando menos hasta que inicie el próximo año” (sic).

Mientras que en lo personal, “lo mismo, abrazarnos, todos a portarnos bien. En lo familiar transmitirnos mucho amor, reconciliarnos. Salud que es muy importante y que estemos contentos, felices“, dijo López en su última conferencia matutina desde Palacio Nacional.

López aseguró que el próximo año la economía mexicana marchará bien y que la ayuda en programas para el bienestar de la población no dejará de fluir a los sectores desprotegidos.

Nos va a ir bien el año próximo. Les puedo decir que no hay nada que temer en cuanto a la economía. No va a dejar de llegar la ayuda a la gente más pobre”, prometió.

En cuanto a la seguridad, López indicó que esta “se seguirá atendiendo como hasta ahora“. “Estamos atendiendo el tema de la inseguridad y la violencia, que es lo más preocupante, pero yo espero que haya más bienestar, más progreso, más paz, más tranquilidad”.

Agregó que otro de sus deseos para el próximo año es lograr el fin último de la política, “el que podamos ser felices, eso es lo principal, son mis deseos para el año próximo“.

López Obrador adelantó que el próximo 31 de diciembre por la tarde-noche transmitirá un mensaje “para agradecer por este año que termina y el deseo de que nos vaya bien en 2020“.