La activista indígena Rigoberta Menchú Tum llamó a la comunidad internacional a rechazar las presuntas arbitrariedades del gobierno interino de Bolivia, con el asedio en los alrededores de la embajada de México en ese país.

La premio Nobel de la Paz en 1992 expuso en su cuenta de la red social de Twitter que el hostigamiento del gobierno de Jeanine Áñez a la embajada pone en riesgo la paz, la armonía y el respeto mutuo que ha caracterizado las relaciones entre estas dos grandes naciones.

Compartió la preocupación del gobierno mexicano por el exceso de presencia policiaca enviada por el gobierno provisional de Bolivia, que sienta un “nefasto” precedente en las relaciones internacionales.

Menchú Tum condenó así el incremento del hostigamiento en los alrededores de la embajada de México en Bolivia, de la casa de la embajadora María Teresa Mercado, y demás personal diplomático.

En otro tuit, llamó a la comunidad internacional, entre ellos a la Organización de Naciones Unidas (ONU), a rechazar estas arbitrariedades para detener las “flagrantes violaciones a las normas, tratados y convenciones del Derecho Internacional”.

La embajada de México en Bolivia se ha mantenido bajo hostigamiento por parte de la policía del gobierno de Áñez en los últimos días, después de que se aceptara el asilo de nueve funcionarios del gobierno de Evo Morales, actual prófugo de la justicia, en esas instalaciones.

México advirtió que llevará el caso del presunto “asedio policial” a su embajada al Corte Internacional de Justicia de la ONU, mientras tanto la policía del país sudamericano pidió a la Cancillería mexicana que entregara a los bolivianos “refugiados“.