El presidente Andrés López afirmó que no es obligatorio que los estados firmen el convenio con el gobierno federal para unirse al Instituto Nacional de Salud para el Bienestar (Insabi); además, esto no implicará que dejen de recibir los recursos que les corresponden.

Es voluntario, no es obligatorio y la mayoría está aceptando. Lo que aplica es que el Estado da el servicio y se dan los recursos que por ley corresponde”, dijo en su conferencia diaria desde Ciudad Juárez, Chihuahua, en donde encabezó la reunión de seguridad.

Esto luego de que ayer, el gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, anunció que ocho estados no han firmado el convenio.

“Somos ocho estados que no firmamos ninguna carta de intención para que desaparezca el Seguro Popular o que se centralice el sector salud a nivel federal”, afirmó.

El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, destacó que la entidad sí se incorporará al Insabi, pero tiene dudas que su secretario de salud aclarará hoy mismo con su titular, Juan Ferrer.

No quieren que sea gratis porque son antipopulistas

López indicó que las resistencias para que no se cobre las cuotas en los hospitales de tercer nivel como parte de los servicios gratuitos del Insabi, el cual sustituye al Seguro Popular se deben a que algunos consideran la medida como populista.

La Constitución decide que la atención médica y medicamentos sean gratuitos. Pero hay algunos que no quieren  por una cuestión ideológica.

Cómo que no se va a cobrar. Eso es populismo, es paternalismo’, hay mucha gente que no coincide con esto, y tenemos que respetarlos, pero se tiene que entender que nosotros planteamos que se iba a garantizar el derecho a la salud”, dijo.

No obstante, afirmó que la “sensibilización” continuará.

Tenemos que ir sensibilizando a todos: médicos, enfermeras, administradores. Estamos pensando en que se conozca sobre quiénes son los responsables de abasto de medicamentos”, aseguró.