La Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren) de Guerrero, informó que pedirá oficialmente a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) una investigación por el vertimiento de aguas negras ocurrido el pasado jueves en playa Icacos, en Acapulco, para deslindar responsabilidades.

El jueves fue difundido por internet un video donde se ve una descarga de aguas negras a la altura de la playa Icacos, donde el agua se dispersa directamente al mar contaminando toda esa zona.

Dicha playa Icacos fue certificada hace 5 años con la Bandera Blue Flag, lo cual quiere decir que es una playa limpia, sin ningún tipo de contaminación, ni en agua, ni arena.

Esto provocó la indignación de la gente de los condominios que se encuentran en los alrededores, pues la descarga es de agua totalmente negra y se quejan del mal olor.

La Semaren indicó que derivado de una inspección realizada en conjunto con personal de la Comisión del Agua Potable y Alcantarillado del municipio de Acapulco (Capama), se observó que el derrame se debió al taponamiento y saturación por residuos sólidos y arena en el sistema pluvial de la zona, ocasionado posiblemente por la falta de trabajos de mantenimiento.

Por su parte, la Capama señaló que no existen derrames de aguas residuales a la bahía de Acapulco.