El gigante del transporte ejecutivo y de reparto Uber inauguró este martes su servicio de entrega de abarrotes a hogares, pero en lugar de lanzarlo en Estados Unidos como es habitual con los nuevos productos de la compañía, esta vez eligió Colombia, Brasil, Chile y Perú como pioneros.

Así, desde hoy mismo los residentes en grandes ciudades de estos países (así como los de Canadá) pueden acceder a su aplicación móvil de Uber o Uber Eats y desde ellas comprar abarrotes que les serán entregados en casa por un conductor.

El nuevo servicio de la firma de San Francisco, California, es el resultado de una colaboración con la empresa chilena Cornershop.

Tras los países latinoamericanos y Canadá, las ciudades estadounidenses de Miami (Florida) y Dallas (Texas) serán las siguientes en las que este servicio pasará a estar disponible a finales de julio.

Durante los últimos seis meses, ha pasado a ser cada vez más evidente que la entrega del mercado al hogar no es solo algo popular, sino muy a menudo cuestión de necesidad“, indicaron en un comunicado desde la empresa que dirige Dara Khosrowshahi.

Desde marzo, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una pandemia global por el covid-19, los pedidos de entrega a domicilio a través de las aplicaciones de Uber (que hasta ahora no permitían realizar directamente estas compras pero sí pedir que se recogiera el mercado en la tienda) se han disparado 197 por ciento, según datos de la propia compañía.

Uber, así como su principal rival en Estados Unidos, Lyft, se halla en un momento de grandes cambios en su modelo de negocio, dado que durante la pandemia ha visto cómo se desplomaba su servicio básico de transporte de pasajeros, pero a la vez se disparaban otros como el de entrega de comida de restaurantes a domicilio o el de recogida de productos en tiendas.

En este sentido, la compañía de San Francisco reveló el lunes que ha llegado a un acuerdo para comprar la firma de entrega de comida a domicilio Postmates -la cuarta empresa más grande del sector en Estados Unidos- por unos 2 mil 650 millones de dólares.

El viraje en la estrategia de negocio de Uber animó a los inversores en Wall Street y las acciones de la empresa subían este martes 2.08 por ciento hasta 33.20 dólares por título a media sesión en el mercado neoyorquino.