Un grupo de ciudadanos mexicanos se tomó este miércoles el Viaducto Bicentenario, una vía elevada que une a varios municipios del centro de México con la capital, al señalar a la constructora Aleatica, antes conocida como OHL México, de operarla y explotarla “ilegalmente”.

El Viaducto Bicentenario une varios municipios del Estado de México con la capital, tiene 22 kilómetros de extensión y fue construido en la Administración como gobernador de Enrique Peña Nieto (2005-2011), quien luego fue presidente del país entre 2012 y 2018.

El Viaducto Bicentenario es uno de los ejemplos paradigmáticos de la corrupción peñanietista, la cual no fue casualidad, no eran actos aislados, era una corrupción sistemática y planeada”, dijo a medios el abogado Paulo Díez Gargari, quien lidera la demanda y encabezó la toma de la vía.

En el acto, el abogado precisó que el viaducto “es un bien nacional de uso común”, que está sujeto al régimen de dominio público de la Federación, “debido a que carece de una concesión del Gobierno otorgada por conducto de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT)” para construir, operar, explotar, conservar y mantener los caminos federales.

Ahora nos quieren venir a decir los nuevos dueños que todo está arreglado porque han cambiado de nombre de OHL a Aleatica. El beneficiario de la corrupción no ha desaparecido y esa corrupción sigue generando beneficios”, añadió.

Según un documento presentado por Díez Gargari, la firma Aleatica obtiene beneficios indebidos y tan solo en  2019 tuvo un ingreso ilegal por cuotas de peaje del Viaducto Bicentenario por casi 1.000 millones de pesos (unos 45 millones de dólares).

Si los ciudadanos no hacemos nada para impedirlo, los seguirá generando durante décadas y en perjuicio de los ciudadanos y usuarios”, apuntó.

El abogado explicó que “nadie puede usar, explotar o aprovechar esta autopista sin concesión de la SCT”, dependencia que “ya confirmó que no ha otorgado concesión alguna”, al igual que el Gobierno del Estado de México “no ha recibido instrucción de la SCT”.

Acto seguido, el abogado y una decena de personas, tomaron posesión de la vía mediante una estrategia legal.

Díez Gargari había emplazado días atrás al titular de la SCT, Jorge Arganis Díaz Leal, a que acudiera este día “a recibir el Viaducto Bicentenario en beneficio de la Nación” pero el funcionario no asistió.

El abogado señaló que Arganis Díaz Leal ahora “es el responsable de la explotación ilegal de la vía por parte de Aleatica”.

  • Hace poco más de un año, la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) reveló que había una investigación sobre la presunta participación de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), en una trama de sobornos de la constructora española OHL.