Timothy Ray Brown, conocido como el “paciente de Berlín” tras ser el primer ser humano que se curó del virus VIH en 2008, falleció de cáncer a los 54 años, anunció este miércoles la Sociedad Internacional de SIDA (IAS, por sus siglas en inglés).

En los últimos seis meses, Timothy vivió con una recaída de la leucemia”, que afectó sobre todo el cerebro, pero “se mantuvo protegido del virus VIH”, subrayó el IAS en un comunicado.

Su compañero había anunciado unos días antes que el enfermo se encontraba en fase terminal.

Timothy no muere de SIDA, que quede claro”, confió el martes Tim Hoeffgen en el blog del autor y militante Mark King.

En 1995, cuando vivía en Berlín, Ray Brown supo que estaba contaminado con el virus; además, en 2006 le diagnosticaron además leucemia.

Por ello, para curarlo, la Universidad de Berlín recurrió a un transplante de células madre de un donante que tenía una mutación genética rara que le confería una resistencia natural al VIH, lo cual resultó, pues en 2008 Ray se curó de ambos padecimientos.

Aunque se guardó silencio sobre la identidad del paciente, en 2010 el estadounidense aceptó revelar públicamente su nombre y dar fe del tratamiento que lo curó.