Según el diario estadounidense The Washington Post, “amenazas del gobierno mexicano” sobre una investigación de la DEA hicieron a Estados Unidos desistir de los cargos que impuso contra el extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos.

Citado por El Universal, el diario señala que fiscales federales del Distrito Este de Nueva York atribuyeron el cambio de rumbo del caso a las “amenazas del gobierno mexicano para limitar el rol de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) en territorio nacional“.

Además, un funcionario confirmó la posibilidad de que la DEA sea excluida del país, según el Post.

La decisión de retirar los cargos en contra de Cienfuegos, equivale a un revés significativo, aunque solo sea simbólico, para los esfuerzos del Departamento de Justicia contra el tráfico de drogas en México”, indicó el Post.

El rotativo plasmó que el Departamento de Justicia estadounidense ha compartido pruebas incriminatorias con los fiscales mexicanos del caso.

Sin embargo, advirtió que “existe la posibilidad de que Cienfuegos permanezca libre, al menos por un tiempo” y sostiene que ello sería “un símbolo de la capacidad del gobierno mexicano para jugar fuerte con Estados Unidos y ganar”.

Asimismo, señalan que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que el exsecretario de la Defensa llegaría “como ciudadano mexicano” sin enfrentar cargos criminales en suelo nacional.