Tras ser denunciada por su presunta participación en el delito de pornografía infantil, la youtuber Yosseline Hoffman, conocida como YoSstop respondió a las acusaciones en su contra y se lanzó contra medios de comunicación y colectivas feministas que, afirma están “dañando su imagen“.

Hace unos días el caso de la joven Ainara Suárez, que en 2018 fue atacada sexualmente por varios jóvenes, que posteriormente hicieron viral el video de la violación, resurgió con fuerza luego de que la víctima acusara a Hoffman de compartir dicho material en su canal de YouTube.

La influencer explicó que el video Patética Generación, del mismo año, en el que aborda el tema de la agresión a Ainara, se centró en la pelea física que Ainara tuvo contra otras mujeres, y negó que en cualquier momento hubiera almacenado el video del ataque sexual que la joven sufrió cuando tenía 16 años.

No voy a negar que tengo videos en el pasado en donde lo que digo es pesado, es crudo y mis palabras a veces podrían interpretarse como crueles.

A eso hay que sumarle las groserías, por las que muchas personas se pueden ofender fácilmente, sin embargo yo no soy la misma de hace un año, tres o 10. Uno va evolucionando y mi contenido ha ido evolucionando junto conmigo”, justificó.

Para Hoffman, los colectivos que la denunciaron “sólo buscan publicidad, evidentemente, además de dañarme mediáticamente, de dañar mi imagen, me parece mucha casualidad que fueran a hacer su denuncia y al minuto le tomaron la foto y la subieron a las redes sociales, ¿con el propósito de qué? Está clara la cizaña y bajas intenciones que esto conlleva. Una denuncia mal escrita, sin pies ni cabeza”.

¿Movimiento noble? Movimiento hipócrita, atascado de mujeres incongruentes. ¿Con qué cara representan a las mujeres utilizando mi cara como su panfleto de una violación? Y qué casualidad que lo hicieron días antes del día de la mujer”, lanzó.

Finalmente, la youtuber aseguró que la denunciante en lugar de centrarse en ella, debería enfocarse en hacer justicia y asegurarse de que sus agresores paguen por lo que hicieron, y dijo confiar en que la justicia hallará que la “embarraron” en una “situación absurda”.