El presidente Andrés López responsabilizó a los gobiernos del pasado del fenómeno de las desapariciones de personas que afecta al país.

López señaló que esta “es una herencia muy dolorosa” que surgió cuando se decidió “enfrentar la violencia con violencia” y se declaró la guerra en contra del narcotráfico.

Todo esto que ha sido un herencia muy dolorosa, todo esto que surge a partir de que se decide enfrentar la violencia con la violencia, cuando se declara la guerra, y se dejan de atender las causas que originan la violencia, cuando se le da la espalda al pueblo, sobre todo se abandona a los jóvenes y se desata la violencia en nuestro país como nunca se había visto”, aseguró.

Pese a ello, López aseguró que casi todos los delitos de alto impacto en el país se han podido contener a excepción del homicidio doloso, feminicidios y extorsión.

En el caso de los feminicidios, insistió que las estadísticas tienen un incremento debido a que en administraciones anteriores no se clasificaban adecuadamente.