Canadá se convirtió este miércoles en el primer país del mundo en autorizar el uso de la vacuna de Pfizer entre la población de 12 a 15 años de edad, después de que las autoridades locales aprobaran su administración a menores.

Hasta ahora, Canadá solo había autorizado el uso de la vacuna de Pfizer a los mayores de 16 años.

La directora médica del Ministerio de Sanidad de Canadá, Supriya Sharma, señaló hoy durante una rueda de prensa que el país norteamericano es el primero del mundo en aprobar el uso de la vacuna de Pfizer en esta franja de edad.

Esta es la primera vacuna autorizada en Canadá para la prevención de covid-19 en niños y supone un hito significativo en la lucha de Canadá contra la pandemia“, añadió Sharma.

Los datos del Ministerio de Sanidad señalan que el 20 por ciento de los casos del covid-19 en Canadá se ha registrado entre personas menores de 19 años de edad.

Sharma afirmó que, aunque es menos probable que el covid-19 cause graves síntomas a los menores, la vacunación de este grupo de la población “ayudará a controlar la difusión de la enfermedad a sus familias y amigos”.

La autorización de Canadá se produce después de que Pfizer probase la vacuna en más de 2.200 menores de entre 12 y 15 años de edad y determinase que el medicamento es seguro y protege a este grupo contra la enfermedad.

Sharma señaló que los datos proporcionados por Pfizer indican que la vacuna es tan efectiva con los menores de 12 a 15 años como con personas de edad más avanzada y que los posibles efectos secundarios también son similares: dolor en el brazo que recibe la vacuna, fiebre moderada o dolores de cabeza temporales.

El anuncio de la autorización de la vacuna de Pfizer en niños y niñas de 12 a 15 años de edad se produce cuando las autoridades canadienses han causado confusión sobre otras dos vacunas aprobadas por el país, las de AstraZeneca y Johnson & Johnson.

Desde el inicio de la campaña de vacunación, las autoridades sanitarias han recomendado a los canadienses que reciban la primera vacuna disponible en vez de esperar a alguna en especial.

Pero el lunes, el organismo que asesora al gobierno canadiense sobre vacunas cambió repentinamente su recomendación y afirmó que ante los casos de trombosis relacionados con AstraZeneca y Johnson & Johnson, los canadienses pueden esperar a que se les ofrezca los productos de Pfizer y Johnson & Johnson.

Precisamente hoy, las autoridades sanitarias del país informaron de la tercera muerte en Canadá relacionada con la vacuna de AstraZeneca.

El ministro de Sanidad de la provincia de Alberta, Tyler Shandro, confirmó la muerte de una mujer de 50 años de edad que sufrió una trombosis tras recibir la vacuna de AstraZeneca.

A pesar del nuevo fallecimiento, Shandro recalcó que la vacuna de AstraZeneca es segura y que hay más posibilidades de desarrollar trombos a consecuencia del covid-19 que por la inyección.