Un grupo de manifestantes protestó este jueves frente a la casa del expresidente Luis Echeverría cuando se cumplen 50 años de la matanza estudiantil conocida como el “Halconazo“.

Una treintena de personas han acudido con tambores para tocar frente a la casa del expresidente, hoy de 99 años, ubicada en la colonia San Jerónimo, en la alcaldía Magdalena Contreras.

Los protestantes han realizado además pintadas y han colgado carteles en el muro de la casa del exmandatario y en la calle donde se podían leer lemas como “Echeverría asesino” o “Genocida“.

Este evento precede a la marcha convocada este mismo jueves a las 16 horas para conmemorar esta brutal matanza y exigir justicia y castigo para los culpables.

El 10 de junio de 1971 tuvo lugar la matanza de Corpus Christi o “Halconazo“, cuando un grupo paramilitar mexicano perpetró una masacre en las inmediaciones de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros en Ciudad de México que dejó a decenas de jóvenes muertos durante una manifestación pacífica contra el entonces presidente Luis Echeverría.

Miles de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) salieron a las calles para exigir al entonces presidente Echeverría libertad política y la democratización de la enseñanza.

Según cifras oficiales, la masacre dejó cuando menos 22 muertos, numerosos desaparecidos y medio centenar de heridos. Pero organizaciones civiles elevan la cifra a 60 muertos y decenas de desaparecidos.

Se considera a esa matanza uno de los episodios más violentos de la llamada Guerra Sucia del gobierno mexicano contra movimientos de oposición entre fines de los años sesenta y principios de los ochenta del siglo pasado.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) exigió “justicia, memoria, verdad” cuando se cumplen 50 años de la matanza estudiantil.