Una “tregua”, “sin culpables” es lo que pidió la Unión de Colectivos de Madres Buscadoras de Tamaulipas al líder de la facción del Cártel del Golfo para que les permitan ingresar al campo de exterminio La Bartolina, en Matamoros para buscar restos de sus familiares.

No buscamos culpables, buscamos a nuestros hijos, padres, madres, hermanos y familiares”, señalaron en un comunicado, asegurando que saben que existe ese centro de exterminio desde el sexenio pasado.

El objetivo, exigir a autoridades que exhumen, identifiquen y entreguen a las víctimas que ahí se encuentren.

Apelamos a su compasión y buen corazón como seres humanos que somos y nos permitan ir al predio de La Bartolina en su ciudad a exigir a las autoridades de los tres niveles de gobierno que hagan las diligencias necesarias para empezar a exhumar los restos que se encuentran”, señalaron.

El comunicado, firmado en nombre de las 200 familias que conforman el colectivo, fue dirigido al líder del grupo Ciclones de Matamoros, del cártel de Golfo para pedir una tregua en la que se respete su vida y libre tránsito para buscar a sus familiares:

La incertidumbre de no encontrar a los nuestros ha derivado en una tortura interminable al no saber de la suerte o paradero de los desaparecidos, lo que resulta insoportable”.

Como señal de que aceptan esa tregua, solicitaron al grupo delincuencial que les responsan a través de una manta, como las colocadas en la mayoría de los municipios, cuando anunciaron una tregua con las facciones internas del cártel del Golfo.

Para que ustedes sepan que somos familias de desaparecidos que solo queremos saber si se encuentran nuestros familiares en La Bartolina, nos amarraremos una pañoleta blanca en el codo izquierdo y llevaremos banderas blancas en señal de paz”.

El mensaje fue tuiteado por Delia Quiroga Flores, quien junto con su familia tuvo que salir de Tamaulipas por el secuestro de su hermano Roberto en 2014.

El llamado “campo de exterminio” de la Bartola se encuentra a 23.7 kilómetros al este de Matamoros y se hizo noticia nacional este mes al revelarse que aí habían sido recuperados 500 kilogramos de restos humanos calcinados.

El lugar fue descubierto por la Secretaría de la Defensa y elementos de la entonces Procuraduría de Tamaulipas en abril de 2016, siendo estos últimos quienes iniciaron el procesamiento del terreno y desde hace dos años participa la FGR.