Un fiscal solicitó este martes al Tribunal de Primera Instancia de Puerto Príncipe que investigue al primer ministro de Haití, Ariel Henry, como imputado en el caso del asesinato del presidente Jovenel Moise.

En una carta dirigida al juez Garry Orélien, encargado de instrucción del caso, el fiscal Bel-Ford Claude sustenta su petición en el hecho de que el primer ministro habló por teléfono dos veces con uno de los sospechosos de haber ordenado el magnicidio, el exfuncionario Joseph Felix Badio, horas después del asesinato.

En otra carta remitida a la Dirección de Inmigración y Emigración, el fiscal solicitó que se impida salir de Haití a Henry “por presunciones graves de asesinato” del presidente Moise, cometido el pasado 7 de julio.

El caso del magnicidio está en estos momentos en manos del juez Orélien, quien es la única autoridad competente para llamar a declarar a testigos o imputados o para decidir quién es sospechoso por el asesinato.

La semana pasada, el mismo fiscal envió una “invitación” a Henry a comparecer este martes para ser interrogado sobre las llamadas telefónicas, una citación que fue descalificada públicamente por el primer ministro.

“Ninguna distracción, ninguna citación o invitación, ninguna maniobra, ninguna amenaza, ningún combate de retaguardia, ninguna agresión me distraerá de mi misión”, dijo Henry el sábado, durante la ceremonia de la firma de un acuerdo político con la oposición.

Las autoridades haitianas han informado que 44 personas se encuentran en prisión preventiva por el asesinato, entre ellos 18 colombianos acusados de formar parte del comando que asesinó a Moise, además de 12 policías que integraban el cuerpo de seguridad del mandatario, que no reaccionó ante el ataque.

Lo destituye

El primer ministro de Haití, Ariel Henry, anunció este mismo martes la destitución del fiscal Bel-Ford Claude horas después de que éste solicitara a un juez abrir una investigación al jefe del Gobierno como imputado por el asesinato del presidente Jovenel Moise.

Henry comunicó la destitución del fiscal en una carta fechada el lunes, pero divulgada hoy por el Gobierno, en la que se justifica el cese por una supuesta “falta administrativa grave” cometida por parte de Claude.

Con información de EFE