El Colectivo Ciudadano de Mineral de la Reforma, que encabeza el restaurantero Rubén Contreras Gómez, es una organización que está creciendo para apoyar en las necesidades de este municipio, pues de arrancar con 15 personas, ya son ahora 50 personas que trabajan en favor de la sociedad, con diversos tipos de labor social, como apoyo psicológico, conferencias, cursos, dinámicas y gestión para resolver necesidades que encuentran entre los mineralenses e incluso, en otros municipios donde son invitados.

Contreras comparte que en este municipio fundado en 1920 y que el año que viene celebra su centenario, su familia tiene mucho arraigo, ya que su bisabuelo Javier Contreras Camaño tuvo la fortuna de presidirlo en dos ocasiones, quien siendo alcalde donó el terreno para la Universidad, al igual que su padre, Joel Contreras García, que le tocó encabezar al municipio a inicios de los 90, por invitación de la gente, quien siempre ha estado al frente de la Nacional, en Pachuquilla.

“Somos gente de trabajo aquí en la gastronomía”, refiere, y recuerda que al acompañar a su padre en los fraccionamientos del municipio, se interesó en la labor social, sobretodo porque en aquellos años estaba de moda el tema del cólera, e ingresaba a las pláticas para sobrellevar ese tema.

Gracias a eso, recorrió La Minerva y Felipe Ángeles, conociendo las necesidades de agua de esas zonas. En 2016 participó de una campaña, donde volvió a recorrer el municipio, el cual ha tenido un crecimiento exorbitante, dándose cuenta de las deficiencias que se han heredado de administraciones, aunque reconoce que ha sido tanta la gente que se ha avecindado en Mineral de la Reforma, que no alcanza el recurso para resolver tantas necesidades.

Al darse cuenta de varias carencias, Rubén Contreras decidió iniciar con este Colectivo Ciudadano, porque se percató en esos recorridos, que existe una carencia de valores entre los habitantes de algunas zonas, “porque como sociedad se han perdido”.

Precisamente, en 2016, al darse cuenta de ello, en una mesa con amigos y familiares decidieron fundar este colectivo, para unificar pensamientos y poner su granito de arena en favor de Mineral de la Reforma.

“Empezamos a trabajar, y con una amiga que tiene una discapacidad, comenzamos a llevar pláticas a las escuelas, para tratar el tema de la discapacidad, con amigos economistas hicimos foros sobre economía, con chavos politólogos vimos la situación que se venía al entrar Trump al poder en EU, pero no dejamos el tema de los valores, entrando con psicólogos a las escuelas y con los adultos mayores”.

Contreras precisa que con los chicos de primaria y secundaria se hacen dinámicas sobre el tema de la discapacidad, para que incluyan a esas personas y puedan ayudarlos con lo que requiera pues la infraestructura urbana del país no es tan adecuada para ellos, así que los colocan con los ojos vendados, en sillas de ruedas, que no puedan escuchar y en situaciones que enfrentan a diario las personas con discapacidad, además de que les ofrecen una plática a cargo de su amiga, para que eviten exponerse a riesgos que los pueden dejar discapacitados.

Además, han notado que los chicos accesan a mucha información, pero un poco abandonados por sus papás que les dejan el celular, y no tienen un intercambio de ideas para poder generar valores en familia.

Con los adultos mayores han llevado temas con psicólogos, ya que a veces no se sienten útiles, se sienten exiliados, “ya los nietos les quieren gritar y platicamos con ellos para que no tengan esa sensación de que ya no pueden y que también los niños y jóvenes tengan respeto hacia los adultos mayores, para que aprovechen toda esa información y esas vivencias que tienen”.

Y también trabajan en temas de integración familiar, porque han notado que la comunicación está totalmente perdida en las familias, “llegando al núcleo familiar, erradicamos todos los vicios y podemos crecer como sociedad”.

Contreras reconoce los problemas de las zonas mineralenses, como La Providencia, donde señala que quizá se le quedó sólo la mala fama, pues aunque en principio tuvo un crecimiento explosivo acompañado de algunos problemas, “pero ahora que hemos recorrido la colonia, hay muchos liderazgos muy valiosos que han puesto su granito de arena para crecer como sociedad al interior de los fraccionamientos”.

Lo mismo ha hecho en Tuzos, donde se han acercado a hacer labor social con cursos de pequeñas industrias, con un psicólogo y una brigada oftalmológica para apoyar en problemas de la visión y hacer la inclusión entre los vecinos.

A través de su Colectivo, han logrado también gestionar eventos con asociaciones, pues en la zona de Tulipanes hicieron un Perrotón, con vacunación, una caminata y el colectivo se encargó de organizar la convivencia con los habitantes del fraccionamiento, al igual que organizaron posadas para rescatar las tradiciones, “la gente quiere que los escuchen, como colectivo de repente somos esa mano que te llega el hombro para decirte: ‘todo está bien’”.

“Queremos generar trabajo conjunto y tener una suma de voluntades”.

En el Corredor de la Montaña, hicieron recientemente una carrera en San Guillermo La Reforma, que fue la primera cabecera municipal del municipio, ya que Mineral antes se llamaba Azoyatla, por lo que busca también que la gente que se ha mudado a Mineral de la Reforma conozca la historia del lugar donde ahora habitan, para que puedan apreciar y tener el amor al lugar a donde han llegado a radicar.

En esa carrera, atravesaron bosque, ruinas de minas, y las ruinas del primer palacio municipal, carrera que fue a beneficio de una escuela de autismo, que está también en el municipio en la zona de Tulipanes.

Su Colectivo también trabaja en el Hospital General, donde apoyan mes con  mes a los familiares que esperan a sus pacientes, quienes la mayoría de las veces destinan su dinero a la compra de las medicinas para sus familiares y a veces no tienen algo para comer, asunto que conoció de primera mano, al tener a su mamá internada en el hospital, sumándose a otras asociaciones que hacen esta misma tarea.

El Colectivo Ciudadano también gestiona materiales didácticos y otro tipo de ayudas, ya que recurren a la gestión de apoyos recurriendo a las asociaciones y a los gobiernos federales y estatales, para poder apoyar.

 

 

COMPARTIR