La exhibición del cuerpo de Ingrid Escamilla es un claro ejemplo que aun falta trabajo para lograr la pesrpectiva de género, toda vez que el respeto por las mujeres sigue siendo un faltante entre la sociedad.

Así lo señaló la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Congreso del Estado Rocío García Olmedo quien manifestó que con el asesinato de la poblana queda evidenciado la necesidad de mantener el feminicidio como un delito diferente al homicidio.

En entrevista la diputada local explicó que lamentablemente con la muerte de Ingrid Escamilla se confirma la necesidad de no desaparecer el feminicidio pues se trató de un caso de odio.

“Tenemos que incidir más fuertemente, hacer más campañas de prevención para modificar los conceptos que de carácter estructural y cultural aun existe, está muy clara la brecha que todavía existe”.

Es por esto que avaló la decisión del Fiscal General de la República (FGR) Alejandro Gertz Manero de retractarse de su intención de reclasificar el feminicidio como un simple homicidio.

Comentó que el reconocimiento del feminicidio como delito en la normatividad nacional, y en especial en el Código Penal Federal, ha representado un avance importante en el combate de los patrones culturales como subordinación, marginalidad, inferioridad y opresión hacia las mujeres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here