Las dulcerías de Puebla  son  uno de los sectores más afectados por la pandemia,  pues durante los últimos tres meses han cerrado sus puertas 6 establecimientos en el centro histórico y ahora está a punto de tomar la decisión de desaparecer su negocio el dueño de  la Dulcería “Santa Cara” ubicada, en la 6 oriente y calle 5 de Mayo, producto de la crisis financiera que enfrenta el sector.

En entrevista para Síntesis con Don Juan Carlos  expresó que tiene 40 años vendiendo dulces típicos y sus principales consumidores son los turistas y visitantes del sureste, a quienes les entregan por mayoreo los productos  para la venta y distribución en los mercados, pero lamentablemente la  crisis económica los ha alcanzado y no podrá seguir manteniendo  vigente su establecimiento que fue heredado de generaciones.

Este negocio ha perdurado de generación en generación y logró sobre vivir posicionándose con mucho esfuerzo y trabajo, por lo que han querido salvar su micro empresa  conservando los empleos para las trabajadoras quienes han dedicado su vida también a ofrecer servicios a estas  tiendas.

La esperanza es lo único que muere y Don Juanito expresó  se ha aferrado a mantener su negocio pero las ventas se desplomaron un 80 por ciento  con sus proveedores  del sureste.

“Ya no llega gente al centro histórico porque está cerrado, vendemos muy poco y  quienes llegan son poblanos que se acercan a comprar, pero no  lo mínimo no como antes de la pandemia, por lo que ya no resulta rentable”, precisó.

Comentó que  él cuenta con varias sucursales y por ello  le preocupa  lo que hará a futuro para pagar las rentas y los salarios del personal, por ello los próximos días tomará decisiones fuertes que aunque le duelan, las tienen que llevar a cabo para no endeudarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here