Durante su conferencia de prensa matutina, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, celebró que autoridades mexicanas tengan ubicado al empresario textilero, Kamel Nacif Borge, quien se mantenía prófugo de la justicia por su presunta responsabilidad en el delito de tortura cometido en contra de la periodista Lydia Cacho

En rueda de medios virtual, el primer mandatario poblano, confió que Kamel Nacif, sea extraditado a México y que rinda cuentas de sus delitos y “fechorías”.

En el caso del ex gobernador de Puebla, Mario Marín Torres y Adolfo Karam, quienes se encuentran prófugos por el mismo delito, Barbosa Huerta, informó que aunque es competencia de la Fiscalía General de la República (FGR), su gobierno se encuentra colaborando con autoridades federales para su localización.

“También lo estamos buscando (Mario Marín Torres), tiene rato que lo estamos localizando”, afirmó.

El pasado viernes, la Fiscalía General de la República (FGR) solicitó a Líbano la extradición el empresario textilero Kamel Nacif Borge para que enfrente a la justicia mexicana por su presunta responsabilidad en el delito de tortura cometido en contra de la periodista Lydia Cacho.

El Ministerio Público Federal reactivó la investigación de este caso a la llegada de la administración de Alejandro Gertz Manero y en 2019 se retomó el asunto y se lograron obtener órdenes de aprehensión en contra del empresario textilero y del ex gobernador de Puebla Mario Marín Torres.

De acuerdo con funcionarios de la FGR Kamel Nacif huyó a Líbano, luego de que en abril de 2019 un tribunal unitario de Quintana Roo libró orden de aprehensión en su contra y también del ex gobernador de Puebla Mario Marín, de Adolfo Karam Beltrán y de Julián Sánchez Moreno, ex jefes de la policía local y de mandamientos Judiciales de la Procuraduría estatal, respectivamente por su presunta responsabilidad del delito de tortura contra la periodista Lydia Cacho Ribeiro en diciembre de 2005, en represalia por haber dado a conocer una red de pederastia a través de su libro Los Demonios del Edén.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here