A pesar de que la leche materna es la principal fuente de vitaminas en los primeros meses de vida de un menor, la realidad es que aún existen mitos que provocan que sean pocas las mujeres que alimenten a sus hijos con la leche natural.

Para los pediatras, la leche materna es considerado como el “oro líquido”, ya que, a pesar de que, en los últimos años, las madres se inclinan por la leche en polvo o en fórmula, la lactancia es la principal protección de los menores de edad a diversas enfermedades.

Previene enfermedades respiratorias

En entrevista para Síntesis, la pediatra de la Cruz Roja en Puebla, Daniela Domínguez Fernández, explicó que las propiedades de la leche materna son varias, por lo que se debe de dar como mínimo, los dos años de edad del menor.

Aseveró que desde las primeras 72 horas del nacimiento del bebé esta leche, que es conocido como calostro, se empiezan a recibir los primeros beneficios para los recién nacidos.

Lo cual contribuye a reforzar el sistema inmunológico, y combatir enfermedades virales, como la influenza o lo relacionado con el sistema respiratorio, como por ejemplo el rotavirus, alergias alimentarias a la proteína de la leche, entre otros más.

“Las propiedades son muchísimas, incluso la vitamina A tiene una gran proporción en la leche materna, las citosinas que aumentan las defensas del bebé y que previene el cólico del lactante y el reflujo gastro esofágico, ya que la leche materna, es viable para el sistema gastrointestinal”.

Además de que los bebés no contarán con problemas de estreñimiento, ni dolor abdominal que es el cólico del lactante, así como disminuye la enfermedad del reflujo, entre otros más.

La cerveza no produce más leche materna

La pediatra aclaró que sin importar que las abuelas, las parteras, o la familia completa de consejos de cómo obtener una mayor cantidad de leche materna, la pediatra certificada aclaró que el obtener una mayor cantidad de este líquido natural, es solo gracias a la tranquilidad en la que una madre da de comer a sus hijos.

Por lo tanto, aclaró, que ni el pulque ni la cerveza, o ningún tipo de atole (como el ajonjolí) ayudan a producir más leche para las madres que no logran obtener una buena cantidad para el lactante.

Sino que son factores como el vivir en estrés, o una enfermedad, el que provoca que una mujer no pueda producir la cantidad necesaria de leche para alimentar a su bebé.

Por lo que llamó a las madres a no hacer caso a tantos mitos de los familiares, pues el obtener leche, es cuando una madre está en un ambiente en tranquilidad y sana.

“Puede ser una mamá que esté desvelada, que esté pasando y periodo de una enfermedad, que tenga depresión postparto, se inhibe cuando una mamá está triste, con emociones negativas, cuando el entorno familiar no es el adecuado”.

La leche materna se puede congelar hasta 4 meses

Para alimentar a un hijo con leche materna no hay excusas, pues una madre trabajadora puede refrigerar y hasta congelar por varios meses la leche.

De acuerdo a la especialista, las madres trabajadoras, se pueden extraer la leche con un aparo manual, mecánico o con las mismas manos.

La cual deben de colocar en envases de vidrio, no de plástico, y guardarla en el refrigerador, en la parte trasera, y por cada extracción, se debe de separar, nunca juntar, ya que las propiedades por horas son diferentes.

En este sentido, aseveró que esta leche, puede durar en el refri hasta 4 días, pero si es necesario, se puede congelar hasta cuatro meses.

Una madre con Covid-19 puede alimentar al bebé

Ante esa situación, se debe de tomar en cuenta que actualmente con la pandemia por Civid-19, una madre sí puede alimentar a su bebé.

Si la madre es una paciente asintomática, llevando la limpieza correcta como bañarse dos veces al día y limpiar el área del seno, se podrá alimentar sin problema.

Mientras que la madre que se encuentre en positivo y haya desarrollado la enfermedad, se puede extraer la leche y poderla refrigerar o congelarla.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here