El gobernador, Luis Miguel Barbosa Huerta, dio a conocer que no renovarán el subsidio a la empresa AUDI que ascendía a más de 800 millones de pesos anuales.

En conferencia de prensa, consideró que se llenaron de prebendas cuando se instaló la planta, por ello, no habrá más recursos.

“Al gobierno le cuesta más de 800 millones anuales en diferente subsidios relacionados con la planta y su funcionarios”.

Entre los beneficios, citó, se encuentra el peaje a los trabajadores y funcionarios que iban de Puebla a otros municipios; el transporte de alumnos que iban y venían.

“Esas condiciones concluyeron y no vamos a renovar más subsidios para los que trabajan en ese lugar, eso fue para impulsar el arranque y ya que estaba la planta… no podemos seguir con esas ficciones”.

Barbosa manifestó que ese dinero será canalizado para cubrir las necesidades de gente muy pobre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here