No hace mucho me réferi a un recurso que no se ha aprovechado, pero que sin embargo la izquierda disfrazada, se empeña en hacer un RECETEO sin precedentes, para resolver la grave situación del CONAVID 19, sin ningún resultado por supuesto.  Lo voy a citar muy brevemente. En 2017 se informó sobre las investigaciones de un Equipo de Científicos Rusos bajo la dirección de Valery Sletzin jefe del Laboratorio de Neuropsicofisiologia de San Petersburgo, así como de la Ingeniera y Electro-física Angelina Malovskaya del Laboratorio de Tecnología Medica y Biología, según la cual, la frecuencia emitida por las campanas podría eliminar los agentes que provocan enfermedades como la gripe, la influenza y otras.

Los equipos de científicos encabezados por Valery Sletzin y Angelina Malovskaya llegaron a la “conclusión científica” que LAS CAMPANAS Y LA ORACION son elementos efectivos para combatir, epidemias y otros males. Por eso en la Rusia de los Zares, las campanas de las Iglesias siempre se han hecho sonar en épocas de epidemias y supongo que ahora con Putin que Rusia ha vuelto a Dios, lo han vuelto a hacer.

Nosotros en México con tantas iglesias, especialmente en Puebla donde se cuenta con la hermosamente sonora CAMPANA MARIA y otras muchas (no de balde surgió ese hermoso dicho popular de que “Pa mujeres y campanas, las poblanas”), se debería aprovechar al máximo. Lo mismo debería hacerse en todo el mundo cristiano. Son muchos los países que pueden hacerlo aprovechando las preciosa Iglesias que poseen.

PUES BINEN DESPUÉS DE ESTA REFERENCIA quiero citar un comunicado del WORLD ECONOMIC FORUM, que recientemente menciona que en JAPÓN se ha establecido en el Programa Nacional de la Salud, el SHINRIN YOKU o Baño Forestal, basado en investigaciones científicas.

El BAÑO FORESTAL consiste en pasar más tiempo alrededor de los árboles, en una contemplación tranquila, sin prisas, disfrutando la naturaleza serena y maravillosa. Se pretende mejorar la salud de la niñez, la juventud, los adultos e inclusive las personas de edad avanzada, en una forma muy natural, sin costo alguno y de una eficacia garantizada.

Los estudios señalan los efectos físicos y psicológicos de los Baños Forestales, siendo además de la paz y tranquilidad, no solo el aire fresco, lleno de oxígeno, sino también los aceites (phytoncidos) que producen como protección contra gérmenes e insectos, lo que ayudan al sistema inmunológico.

Los Bosques bajan la presión arterial alta, reducen las hormonas que producen el estrés y aumentan la energía. Son un bálsamo para los niños de la ciudad que quieren escapar de la tecnología. El contacto regular con la Naturaleza mejora el bienestar. En Japón se ha llegado a establecer “Clubes de Baños Forestales”.

En todos los países existen ORGANISMOS DE SALUD, Institutos o Secretarias incluso no deja de hacerse presente la OMS (Organización Mundial de la Salud), que pretenden velar por la salud de la gente, pero desaprovechan totalmente la ARMAS NATURALES que Dios pone a nuestra disposición, las Campanas, la Oración, la Naturaleza y quien sabe cuántas más. Por lo pronto nos hemos referido a dos investigaciones científicas, la de los equipos rusos y ahora de los japoneses.

¿POR QUÉ NO SE TOMAN EN CUENTA, teniendo aun la ventaja de que no cuestan nada? Los Gobiernos se podrían ahorrar cantidades enormes de dinero, con una eficacia garantizada.

Iglesias con campanas tenemos de sobra en todo en todo el mundo, especialmente en el occidental, así como montañas con bosques, parques amplios cercanos a la urbes los hay por doquier. En Nueva York está el famoso Central Park, en la Ciudad de México está el precioso Parque del Bosque de Chapultepec y en Puebla Existe el Parque Ecológico de Flor del Bosque integrado ya a la ciudad, de más de 600 Has. el segundo en México después del de Chapultepec ampliado, totalmente desaprovechado por los Gobiernos, desde que la Familia Feldmann dono más de la mitad de la superficie para el Parque y el hermoso Casco del Rancho para establecer un Museo Ecológico y un Museo de Arqueología Regional con la extraordinaria Colección Ing. Ernesto Kurt Feldmann para dar oportunidad junto con el Parque, de que se tenga un mayor contacto e integración con la Naturaleza.

Hagamos uso de esas armas que Dios nos da, LA ORACION, LAS CAMPANAS Y LA NATURALEZA, para resolver, nuestros tan apremiantes problemas.

“Donde hay Bosques hay Agua y Aire puro; donde hay Agua y Aire puro hay Vida”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here