Posdata

Alfonso González

Un vacío muy difícil de llenar, en el gremio periodístico en Puebla, dejó la partida del periodista radiofónico -titular de 5Radio-, Javier López Díaz, quien lamentablemente falleció ayer, víctima de un infarto fulminante, a los 60 años de edad.

Reportero hecho en la calle, con más de 33 años de experiencia -como debe ser-, sin ser dueño de la verdad absoluta, Javier marcó, sin duda, un antes y un después en el periodismo en Puebla, sobre todo en la radio, con el formato del noticiero “Buenos días con López Díaz”.

Fue la imagen, espejo y anhelo profesional de muchos informadores y/o comunicadores que crecimos con él, con su experiencia y con su escuela.

Javier siempre tuvo comentarios y recomendaciones sobre nuestras marcas, sobre nuestros medios, pero, sobre todo, sobre lo que debíamos hacer para ser creativos, para poder mejorar y crecer.

Personalmente, nunca imaginé la partida de López Díaz. Siempre lo idealicé como un personaje de la radio, del medio y del periodismo eterno. Tal vez por su sensibilidad, y no sólo por su enseñanza, y por ser siempre un buen ser humano.

De verdad que cala y pega su muerte.

Porque Javier era dueño de un estilo único, de un temperamento sin igual, sencillo, humano, carismático, dicharachero, creativo y muy ameno. Por algo se hizo famoso como el “Rey del rating” y por hacernos a todos reporteros.

Javier López Díaz siempre apoyó al gremio, con los intereses que su empresa siempre ha tenido, igual que todo los que trabajamos en medios propios y tenemos una empresa chica, mediana o grande, que hay que administrar.

Sin embargo, siempre fue respetuoso con quien lo fue con él, desde luego con sus honrosas excepciones, pero siempre trató de ser justo con su gremio.

Javier, siempre se impuso a la censura por el simple hecho de que estaba comprometido con la gente, quien lo quería y lo pedía. Empero, tampoco escatimó, nunca, en decir lo que pensaba.

¿Quién no escuchó su noticiero, incluso desde las 5:30 hasta las 10 de la mañana?

Todo mundo creció, al menos en mi generación, con el “Buenos días de López Díaz”.

Apenas ayer por la mañana arrancó su noticiario puntualmente y con el ánimo de siempre.

Empero, “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”, como dice la canción, y hoy todo el gremio periodístico en Puebla, políticos, empresarios, universitarios, deportistas, amas de casa, trabajadores y ciudadanos de a pie, así como la iglesia, amigos, colaboradores y familiares, nos lamentamos su partida.

No hay muchas palabras para describir los sentimientos, la sorpresa y la tristeza sobre la muerte del ícono del periodismo en Puebla, de un buen padre y de un hombre religioso, quien junto con muchos otros comunicadores hizo y dejó historia con su trabajo.

¿Alguien pensó alguna vez qué sería de 5Radio y de “Buenos días” sin Javier?

¿Qué sería de la red informativa que creó para el estado y para la empresa en la que laboraba?

Recuerdo perfectamente el “radar informativo”, con el que empezó y con el que se hizo famoso.

Hoy, Javier ya no está, se nos adelantó en el camino para reunirse con otro de sus grandes amigos, quien nos dejó también a causa del maldito covid-19, Hugo Sánchez Izquierdo.

Seguramente ya los dos están en el cielo, saludando a Don Enrique Montero Ponce, otro periodista emblema del estado, y desde donde reportan y monitorean el acontecer diario de sus amigos y seres queridos.

Hasta allá que lleguen nuestras oraciones por ellos, por sus almas y por la pronta resignación de su esposa, de su hija, de sus amigos, de sus colaboradores y de todos quienes lo conocieron y quisieron.

¡Descanse en paz, el periodista Javier López Díaz!

poncharelazo@yahoo.com.mx

En twitter: @poncharelazo

Facebook: Alfonso González

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here