El Hospital de Traumatología y Ortopedia (HTO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla, en el marco del 33 aniversario se organizó un congreso llamado “Manejo Integral del Paciente Quemado” para médicos residentes y enfermeras, no solo de esta UMAE, también de otras partes del país con el objetivo de aprender la mejora de los pacientes quemados en momentos críticos.

De nueve camas que cuenta la UMAE en el área de quemados, normalmente se registra 60% de ocupación, con la pandemia ha bajado la afluencia de personas quemadas. En diciembre existe un incremento en los casos sobre todo menores, es por eso que se hace una recomendación para este cierre de año.

El Instituto invita a la población a no dejar solos a los menores, evitar que jueguen con pirotecnia ya que genera un riesgo irreversible y aumenta el número de pacientes quemados en estas fechas por jugar con cohetones, recomendó la encargada de capacitación del personal de Enfermería y Camellería, Gladys Pérez Vázquez.

Las quemaduras son una causa importante de lesión traumática que induce inflamación tanto local como sistémica, el manejo temprano de los problemas hemodinámicos y de la falla de conocimientos ante una quemadura son probablemente los responsables más importantes del aumento en la supervivencia, comentó la especialista.

Sin embargo, terapias complementarias, tales como control  de la infección, los cuidados profilácticos, el manejo adecuado de las quemaduras, la nutrición, la analgesia y el bienestar del paciente, son esenciales para mejorar los resultados, es por eso se convocó a los talleres de la atención al paciente quemado, detalló Pérez Vázquez.

La atención al paciente quemado requiere de un manejo integral y multidisciplinario, que apoye las necesidades individuales de cada paciente, de manera continua las 24 horas del día.

Uno de los profesionales de la salud que monitoriza el cuidado permanentemente, es el personal de Enfermería, quien debe estar a la vanguardia en la atención de este tipo de pacientes y tener una gama de conocimientos que implican aplicarlos en momentos de crisis para salvar la integridad de los pacientes.

Es por eso que en esta jornada académica se realizaron ponencias teóricas y prácticas en cuanto el manejo de la tecnología de alta especialidad, sentenció la maestra Patricia Rincón Lorenzo, directora de Enfermería del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS en Puebla.

Son cinco módulos de aprendizaje, los participantes van pasando a cada una de ellas para adquirir las destrezas para conocer cómo funcionan todas los equipos de alta tecnología, los sustitutos de piel derivada de los queratinocitos, productos de membranas, apósitos biológicos que nos ayudan a la mejora de nuestros pacientes quemados, y que este hospital cuenta para la atención de sus derechohabientes expresó, Francisco Morales Flores, director de la UMAE, HTO, del Seguro Social en el estado.

El conocimiento en nuevos materiales como injertos y sus cuidados, sustitutos de piel, temporales o permanentes, rehabilitación física etc., todo ello con la finalidad de proporcionar cuidado mediante técnicas y que le proporcione al paciente en el ámbito de lo posible, su reincorporación oportuna a las actividades de la vida diaria y a la reintegración a su núcleo familiar, laboral y social con una buena calidad de vida, aseveró Morales Flores.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here