En Puebla hay mil 427 niñas, niños y adolescentes que han sufrido abusos sexuales y violación en un lapso del 2015 al 30 de abril del 2021, así lo informó la académica e integrante del Observatorio de Violencia Social y de Género de la Universidad Iberoamericana, Ana Laura Gamboa Muñoz.

La especialista en estos temas dijo que estás cifras fueron proporcionadas por la Fiscalía del Estado en dónde se revela que los municipios con mayor violencia sexual en contra de niñas, niños y adolescentes son Teziutlán con 14 casos, Puebla siete casos, Cholula siete casos y Huauchinango con cinco casos.

Por lo anterior dijo que es preocupante no sólo por el número de casos que se presentan de abusos sexuales y violaciones a niñas, niños y adolescentes, sino porque el 99 por ciento de los casos que hay violación a los derechos de este sector de la población no sé denuncian.

«Sólo el 1 por ciento de quienes son abusados sexualmente sé denuncian los hechos por miedo, por amenazas o por no ser revictimizados», señaló la especialista.

La académica comentó que se debe capacitar más a las y los maestros para que en las escuelas públicas y privadas se puedan detectar a niñas, niños y adolescentes que hayan sido abusados sexualmente y violados para que se les garantice espacios libres de abusos y violencia.

Precisó que una de las problemáticas que se tienen en estos momentos es que a consecuencia de la pandemia es que la población escolar está tomando clases en línea y no es fácil para los mentores identificar quienes sufren abusos.

Asimismo, destacó que algunos de los síntomas o características que presentan quienes han sido abusados sexualmente o violados es que tienen trastornos del sueño y problemas alimenticios, aislamiento y no pueden socializar con las demás personas

Además de que exhortó a los padres de familia a vigilar con quienes juegan sus hijos e hijas, con quiénes platican, que lugares frecuentan, comportamientos y estar pendientes de sus actividades sociales y educativas para detectar cualquier problema que tengan.

La académica de la Universidad Iberoamérica campus Puebla señaló que es prioritario promover más los derechos de las niñas, niños y adolescentes y que en los colegios se pueda hablar de forma amplia los temas de sexualidad para prevenir más embarazos en menores de edad y abusos sexuales.

«Algunos abusos se dan a menores por parte de conocidos, familiares, entre otros, por ello la importancia de que se les crea más a las niñas, niños y adolescentes y se les pueda dedicar más tiempo a su cuidado», refirió.

Puntualizó que es graves el caso de María Isabel N, la niña de tan sólo 10 años que fue abusada sexualmente en Zoquitlán y asesinada.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here