El gobierno de Estados Unidos aceptó detener y extraditar a México al exgobernador de Chihuahua, César Duarte, quien enfrenta acusaciones relacionadas con actos de corrupción, informó este viernes el presidente Andrés López.

La captura y envío al país del exfuncionario ha sido requerida por las autoridades mexicanas desde que culminó su gestión en la entidad en 2016, pero la solicitud no había prosperado debido a que presentaba algunos errores, dijo el mandatario.

Ya se resolvió esto y ya hay respuesta afirmativa del gobierno de Estados Unidos. Sí procede la extradición“, agregó López, quien declinó ofrecer detalles sobre cuánto podría demorar el proceso.

El gobierno estadounidense no emitió declaraciones respecto a esta orden.

Varios exgobernadores mexicanos han sido alcanzados por escándalos de corrupción, entre ellos Javier Duarte y Roberto Borge, quienes se encuentran detenidos en México, y Tomás Yarrington, quien enfrenta a la justicia en Estados Unidos.