La administración López iniciará en octubre la recuperación de los cuerpos de los 63 mineros que quedaron sepultados hace 14 años tras un colapso en la mina Pasta de Conchos, en Coahuila, después de construir una nueva vía de entrada.

Al cumplirse 14 años de la explosión de la mina de carbón, donde murieron un total de 65 mineros, Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo y Previsión Social, anunció que el rescate es “técnicamente viable” luego de que grupos de expertos analizaron en los últimos meses las condiciones de la mina.

La funcionaria dijo que en marzo próximo el Servicio Geológico Mexicano entregará un informe sobre el análisis del terreno El Olivo, donde se encuentra la mina, aunque de acuerdo con reportes preliminares, en su interior no existen niveles de agua y gas tan altos como se había establecido anteriormente, por lo que esto no será obstáculo en las labores de rescate.

Durante la conferencia diaria el el Palacio Nacional, la funcionaria también dijo que tras el análisis se detectó que la entrada a la mina “está totalmente colapsada” por lo que habrá que buscar una entrada diferente.

Alcalde dijo que en el análisis participó un grupo técnico de 21 expertos, 14 de ellos provenientes de Alemania, China, Australia y Estados Unidos y 7 de ellos mexicanos.

Aseguró que el informe se presentará formalmente en marzo, y en junio se realizará la licitación para determinar quienes participarán en el rescate de los cuerpos de los 63 mineros que siguen bajo la mina.

En tanto, el presidente Andrés López, señaló la importancia de que Germán Larrea, presidente del Consejo de Administración de Grupo México, haya accedido a ceder la concesión de la mina al Gobierno mexicano. “Es una buena noticia“, dijo.

Aseguró que con la devolución de la concesión -que se dio a conocer el martes en la noche- se evitó un litigio pues Grupo México contaba legalmente con ese terreno.

Sin embargo, aseguró que esto no limita el derecho de los familiares de las víctimas a procesos de indemnización “o cualquier otra reivindicación laboral o social“.

Alcalde explicó que por parte de la STPS no se tiene previsto promover ningún proceso administrativo o legal en torno a Pasta de Conchos. “Ya que no llevamos ningún proceso de ese tipo“, puntualizó.

En mayo de 2019, López se comprometió a hacer todo lo que estuviera “en nuestras manos para iniciar el rescate“.

Para noviembre, el gobierno mexicano inició con la primera etapa de los trabajos de rescate en Pasta de Conchos, en la cual Alcalde dijo que se analizarían en un lapso de dos o tres meses las condiciones que existían para así poder iniciar formalmente la recuperación de los cuerpos, que finalmente comenzará en octubre de 2020.