Guillermo Billy Álvarez Cuevas renunció a la dirección de la Cooperativa Cruz Azul y, por ende, deja de ser presidente del equipo de futbol.

Por medio de una carta, Álvarez informó sobre su decisión, en una semana en la que se le giró una orden de aprehensión por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Luego de aproximadamente 32 años de ocupar el cargo de Director General de nuestra Cooperativa, considero que mi ciclo al frente de esta ha llegado a su fin.

En los próximos días, presentaré mi renuncia al cargo de Director General de “Cooperativa La Cruz Azul”, S.C.L. y, durante el periodo de transición que suponga la entrega de mi administración, acompañaré a los miembros de nuestros Consejos en el proceso de nombramiento de la persona que me habrá de suceder, velando siempre por el bienestar de la sociedad que supone el trabajo de todas nuestras vidas“, refirió Álvares a través de una carta.

Fuentes consultadas por La Razón señalaron que los socios no estarían dispuestos a aceptar la renuncia de Billy Álvarez, a sólo unas horas  de haberse creado una Junta de Gobierno conformada por 13 socios de alto rango, todos afines y defensores del actual director.