Organizaciones han condenado el asesinato en Zacatecas de la niña Sofía, de 12 años, cuyo cuerpo fue hallado la mañana del domingo y cuya identidad fue confirmada por la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas.

El hallazgo del cuerpo de la niña se dio en un terreno baldío del fraccionamiento Abel Dávila, del municipio de Fresnillo, cuando un grupo de personas pasaban por el lugar, quienes, a su vez hicieron el reporte al sistema de Emergencias 911.

Una vez que las autoridades confirmaron la identidad de la menor. Los familiares y colectivos feministas convocaron a una manifestación por el presunto feminicidio de la menor.

La Secretaría de las Mujeres (Semujer) de Zacatecas emitió un comunicado condenando tanto el asesinato Sofía como la violencia que viven las mujeres en el país.

Hoy alzamos la voz para manifestar el repudio y condena del asesinato de la niña Sofía de 12 años”.

Señaló además a la violencia contra las mujeres como una “pandemia” alterna a la que actualmente se vive por el covid-19, pues “cobra la vida de 11 mujeres al día”.

Tras el reporte de la desaparición de la niña por parte de sus familiares ante la Fiscalía General de Justicia, el 13 de noviembre se activó la Alerta Amber con el reporte número 15/2020 a nivel nacional para poder localizar a la menor.

Personal del departamento forense de la Fiscalía General de Justicia de Zacatecas trabaja para identificar las causas de la muerte de la niña; sin embargo, no ha dado información oficial sobre el suceso.

En redes sociales la sociedad se ha expresado exigiendo a la autoridad que se de con los responsables del infanticidio y se les castigue.

Ante este homicidio, la colectiva feminista NANATZIN publicó una carta dirigida al gobernador Alejandro Tello, al fiscal General de Justicia Francisco Murillo y al alcalde Saúl Monreal a quienes les exigen, investiguen, busquen y se castigue a quien o quienes fueron responsables de este crimen tan atroz.

No podemos seguir siendo omisos ante las múltiples violencias que vivimos; no podemos seguir normalizando que asesinen a las niñas, a los niños, a las mujeres. No podemos seguir viviendo con angustia y miedo, en un sistema que coarta el derecho de niñas y niños a desarrollarse en un entorno pacífico, que les arrebata su derecho a la felicidad.

¡Es por eso que decimos que a Sofy la mató el Estado! ¡Fue el Estado! ¡Si no pueden renuncien! Las niñas y los niños no se tocan, no se violan, no se matan. ¡Justicia para Sofía!”, se lee en el pronunciamiento.